Bienvenido

Berit Olam Ministry es un sitial adventista donde se encuentran todos los blogs del Pr. Heyssen J. Cordero Maraví y se presentan las actividades de su ministerio pastoral en toda su plenitud.
Se ha diseñado con el único objetivo de servir la comunidad adventista, cristiana y especialmente a nuestros Amigos de Esperanza. Ud. encontrará Noticias, Reflexiones, Meditaciones, Teología, Doctrinas, Grupos Pequeños, Espíritu de Profecía, Educación, Pastores adventistas, Iglesia, Salud y Familia y más.
Que pueda disfrutar lo que con mucho cariño se publica pensando siempre en servir de ayuda.

Pacto Eterno...!!!

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Nuestras Publicaciones y su Misión



"Has de empezar a Imprimir" 

En la reunión realizada en Dorchester, Massachusetts, en noviembre de 1848, recibí una visión referente a la proclamación del mensaje del sellamiento y al deber de los hermanos de publicar la luz que brillaba en nuestro sendero. 

Después de salir de la visión, le dije a mi esposo: "Tengo un mensaje para ti. Has de comenzar a imprimir un pequeño periódico y enviarlo a la gente. Será pequeño al comienzo; pero a medida que la gente lea, te enviará medios con los cuales imprimir; y será un éxito desde el mismo principio. Se me ha mostrado que desde este pequeño comienzo saldrán rayos de luz que han de circuir el globo" ( Life Sketches , pág. 125. Año 1915). 


Haced que la verdad sea clara y sencilla 


Nuestras publicaciones tienen que realizar una obra muy sagrada y presentar en forma clara, sencilla y llana la base espiritual de nuestra fe. Por doquiera la gente hace sus decisiones; todos están tomando posiciones, o bajo el estandarte de la verdad y la justicia, o bajo el estandarte de las potencias apóstatas que están contendiendo por la supremacía. En este tiempo se ha de dar al mundo el mensaje de Dios con tanto énfasis y poder que la gente se vea frente a frente con la verdad, y deba decidir con su mente y su corazón. Debe ser inducida a ver la superioridad de la verdad sobre los múltiples errores que procuran atraer la atención y suplantar, si fuese posible, la Palabra de Dios para este tiempo solemne. 

El gran objeto de nuestras publicaciones es ensalzar a Dios, llamar la atención de los hombres a las verdades vivas de su Palabra. Dios nos invita a enarbolar, no nuestro propio estandarte, no el estandarte de este mundo, sino el de la verdad ( Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 151, 152. Año 1902). 


Publicad la luz y la verdad 


En la noche del 2 de marzo de 1907, muchas cosas me fueron reveladas en cuanto al valor de nuestras publicaciones que contienen la verdad presente, y la poca diligencia de nuestros hermanos y hermanas en asegurarles una amplia difusión. 

Me fue mostrado en repetidas ocasiones que nuestras prensas debieran estar continuamente ocupadas en publicar la luz y la verdad. El tiempo actual es un tiempo de tinieblas espirituales para las iglesias del mundo. La ignorancia de las cosas divinas ha encubierto a Dios y la verdad de la vista de los hombres. Las fuerzas del mal se congregan y fortalecen. Satanás promete a sus asociados que hará una obra que seducirá al mundo entero. Mientras que la actividad de la iglesia es sólo parcial, Satanás y sus ejércitos están desplegando una actividad intensa. Las iglesias seudocristianas están muy lejos de haber convertido al mundo, pues ellas mismas se han dejado corromper por el egoísmo y el orgullo; y necesitan experimentar el poder regenerador de Dios en su seno antes de poder guiar a otros hacia un ideal más elevado y más puro ( Id ., pág. 315. Año 1909). 


Medios para dar el mensaje con rapidez 


La obra con nuestros libros debe constituir el medio de dar rápidamente la sagrada luz de la verdad presente al mundo. Las publicaciones que salen de nuestras prensas hoy, han de ser de tal carácter que fortalezcan cada estaca y cada pilar de la fe que fue establecida por la Palabra de Dios y por las revelaciones de su Espíritu. 

La verdad que Dios ha dado para su pueblo en estos últimos días debe mantener a sus hijos firmes cuando vengan a su iglesia personas que presenten falsas teorías. La verdad que ha permanecido firme contra los ataques del enemigo durante más de medio siglo debe continuar siendo la confianza y el consuelo del pueblo de Dios. 

La evidencia que podemos dar, ante los que no profesan la religión, de que tenemos la verdad de la Palabra de Dios, consistirá en una vida de estricta abnegación. No hemos de hacer una burla de nuestra fe, sino que debemos tener siempre delante de nosotros el ejemplo de Aquel que, aunque era príncipe del cielo, descendió a una vida de abnegación y sacrificio para vindicar la justicia de la palabra de su Padre. Resolvamos cada uno de nosotros hacer lo mejor que nos sea posible, a fin de que la luz de nuestras buenas obras brille ante el mundo ( Testimonies , tomo 9, págs. 69, 70. Año 1909). 


Para preparar a un pueblo que ha de encontrarse con Dios 


Las páginas impresas que salen de nuestras casas de publicación, deben preparar a un pueblo para ir al encuentro de su Dios. En el mundo entero, estas instituciones deben realizar la misma obra que hizo Juan el Bautista en favor de la nación judaica. Mediante solemnes mensajes de amonestación, el profeta de Dios arrancaba a los hombres de sus sueños mundanos. Por su medio, Dios llamó al arrepentimiento al apóstata Israel. Por la presentación de la verdad desenmascaraba los errores populares. En contraste con las falsas teorías de su tiempo, la verdad resaltaba de sus enseñanzas con certidumbre eterna. " "Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado" "(Mat. 3: 2). Tal era el mensaje de Juan. El mismo mensaje debe ser anunciado al mundo hoy por las páginas impresas que salen de nuestras casas editoriales. . . . 

Es también, en gran medida, por medio de nuestras imprentas como debe cumplirse la obra de aquel otro ángel que baja del cielo con gran potencia y alumbra la tierra con su gloria ( Joyas de los Testimonios , tomo 3, págs. 140, 142. Año 1902). 


Las publicaciones han de ir a todas partes 


Nuestros impresos debieran ir a todo lugar. Publíquense en muchos idiomas. El mensaje del tercer ángel debe darse por este medio tanto como por la predicación de viva voz. Despertad, vosotros que creéis en la verdad para este tiempo. Os incumbe el deber actual de proveer todos los medios posibles para sostener a quienes comprenden la verdad, para que la proclamen. Una parte de los ingresos provenientes de la venta de nuestras publicaciones debiera servir para aumentar nuestro equipo de herramientas, a fin de poder así producir una cantidad mayor de impresos destinados a abrir los ojos de los ciegos y a enternecer los corazones ( Id ., pág. 312. Año 1902). 

Hay muchos lugares en los cuales no puede oírse la voz del predicador, lugares que pueden ser alcanzados únicamente por nuestras publicaciones, los libros, periódicos y folletos que contienen las verdades bíblicas que el pueblo necesita. Nuestras publicaciones han de ser distribuidas por todas partes. La verdad ha de ser sembrada junto a todas las aguas; pues no sabemos cuál ha de prosperar, si esto o lo otro. En nuestro juicio falible podemos pensar que no es aconsejable dar las publicaciones precisamente a las personas que más rápidamente aceptarían la verdad. No sabemos cuáles pueden ser los resultados al entregar un solo folleto que contiene la verdad presente ( Manuscrito 127. Año 1909). 

Nos acercamos rápidamente al fin. La impresión y circulación de libros y periódicos que contengan la verdad para este tiempo, ha de ser nuestra tarea ( Testimonies , tomo 8, pág. 89. Año 1904). 


A todo país y clima 


Las publicaciones han de multiplicarse y esparcirse como las hojas de otoño. Los silenciosos mensajeros están iluminando y modelando las mentes de miles de personas en todos los países y climas ( Review and Herald , 21-11-1878). 


En todos los idiomas 


De ciudad en ciudad, y de un sector a otro del campo, ellos [los colportores evangélicos] han de llevar las publicaciones que contienen la promesa del pronto regreso del Salvador. Estas publicaciones han de ser traducidas a todos los idiomas, porque el Evangelio ha de predicarse a todo el mundo. A todo obrero, Cristo le promete la divina eficiencia que convertirá sus labores en un éxito ( Testimonies , tomo 9, pág. 34. Año 1909). 


Para iluminar todo el mundo 


El mundo debe recibir la luz de la verdad por el ministerio evangelizador de la Palabra, efectuado por nuestros libros y periódicos ( Joyas de los Testimonios , tomo 3, pág. 311. Año 1909). 

De nuestros libros y periódicos han de emanar brillantes rayos de luz que han de iluminar al mundo con respecto a la verdad presente ( Testimonies , tomo 8, pág. 87. Año 1904). 

Por Elena G. de White
El Colportor Evangélico, capítulo I

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

Loading...