Bienvenido

Berit Olam Ministry es un sitial adventista donde se encuentran todos los blogs del Pr. Heyssen J. Cordero Maraví y se presentan las actividades de su ministerio pastoral en toda su plenitud.
Se ha diseñado con el único objetivo de servir la comunidad adventista, cristiana y especialmente a nuestros Amigos de Esperanza. Ud. encontrará Noticias, Reflexiones, Meditaciones, Teología, Doctrinas, Grupos Pequeños, Espíritu de Profecía, Educación, Pastores adventistas, Iglesia, Salud y Familia y más.
Que pueda disfrutar lo que con mucho cariño se publica pensando siempre en servir de ayuda.

Pacto Eterno...!!!

viernes, 24 de julio de 2009

MEGA PROYECTO EVANGELÍSTICO: 40 DÍAS Y 40 NOCHES DE VICTORIA

El mes de septiembre del 2009 en Tocache B es el mes del proyecto más grande del distrito misionero denominado: 40 DÍAS Y 40 NOCHES DE VICTORIA.
Este proyecto evangelístico, consiste en abrir obra en zonas no penetradas por la iglesia. Los lugares escogidos con oración para este gran evento son: Nuevo San Martín, La Florida, Las Palmas, La Convención, Belén, Monte Cristo, Shunté.
El plan indica que cada zona del distrito misionero se encargará de unir fuerzas y hacer un buen trabajo. El plan es así:
ZONA A: (IGLESIAS: NUEVO BAMBAMARCA, FILADELFIA, SANTA ROSA, SIN SIN, NARANJAL, TANANTA, CAÑUTILLO, BALSA PROBANA)
  1. Monte Cristo
  2. Las Palmas
  3. Shunté

ZONA B: (IGLESIAS: NUEVO HORIZONTE, NUEVO CASMA, CHALLUAYACU, BELLO ORIENTE, VICTORIA, CAÑUTO, SAN MIGUEL)

  1. La Convención
  2. Belén

ZONA C: (IGLESIAS: MISHOLLO, IZCOTE, PIZANA, PUERTO RICO, CACHIYACU)

  1. La Florida

ZONA D: (IGLESIAS: PÓLVORA, BALSAYACU)

  1. Nuevo San Martín
Todo viene preparándose. El plan será posible únicamente con la participación de cada pastor de Grupo Pequeño y sin duda alguna la ayuda de Dios.
Con la ayuda de Dios se espera al finalizar este megaproyecto organizar 07 nuevas filiales. Con al menos 100 nuevos miembros bien preparados y discipulados. Es un sueño distrital, y estamos seguros de que Dios estará con cada uno de nosotros. Cada hermano está haciendo planes para ir a predicar con el poder de Dios.
Que Dios nos guíe.

1° CAMPO-ESCUELA TOCACHE B

Porque la iglesia de Cristo necesita preparación para hacer las cosas bien. El distrito misionero de Tocache B está organizando el primer y único CAMPO ESCUELA TOCACHE B-2009.
El objetivo principal de este evento es preparar de manera integral a los pastores de Grupos Pequeños. Ellos que actualmente están pastoreando 65 Grupos Pequeños, están convencidos de que la manera más práctica y de acuerdo con la Palabra de Dios, es a través de los Grupos Pequeños. Es así que los Grupos Pequeños en el distrito misionero de Tocache B, está empilado, deseoso y convencido de que Dios dirige su obra.
Este CAMPO-ESCUELA DE PASTORES DE GRUPOS PEQUEÑOS, tendrá la visita del Pastor José Chávez, secretario de la Misión del Oriente Peruano.
El evento se dará inicio un viernes por la noche y sábado todo el día.
Gracias...!

jueves, 16 de julio de 2009

BREVE HISTORIA DE LA ORGANIZACIÓN DE LA IASD

Breve historia de los intentos para la organización de la Iglesia Adventista del Séptimo DíaLa necesidad de autentificar el servicio de los pastores y tener una misión ordenada hizo más que necesaria una organización.
El problema fue que muchos de los pertenecientes al movimiento adventistas tenían muchos prejuicios a la institucionalización de la iglesia. Esto se debió generalmente a que la historia se había encargado de mostrar que cuando la iglesia se legalizó o se institucionalizó se apartó de Dios y fue siempre dura. Los mismos adventistas o milleritas lo habían palpado, al ser expulsados o borrados de sus iglesias originales, tales como la familia de Elena G. de White, quienes fueran excluidos de la iglesia Metodista por seguir las enseñanzas de Guillermo Miller. Es así que para los primeros adventistas el tema de organización era como una especie de tabú y no bueno para una iglesia que es regida y dirigida por Dios.
Sin embargo, el tiempo y las situaciones que les tocaba vivir los obligaron a sentir la gran necesidad de organizarse, ya que muchos individuos alegaban ser adventistas y lo único que hacían era dañar a los pocos adventistas que habían quedado después del chasco en 1844. Además nadie quería hacerse el responsable de las propiedades que el movimiento adventista había empezado a adquirir. No solo eso sino que además no había un fondo adecuado para pagar o solventar los gastos de quienes fueran los primero pastores del movimiento. Es así que por varias oportunidades los White, y algunos otros pioneros deseaban que la iglesia se organice, pero no había prosperidad para tal idea.

Necesidad de la organización del movimiento adventista o sabatistaPara el año 1850, el problema se agudizó y se vio más necesaria poner lineamientos para una organización. Aunque ni los mismo White estuviesen tan deacuerdo con este paso, lo que pasaba con las imprentas, la necesidad de fondos para pagar a los pastores y las cosas materiales de la iglesia, etc.
En 1854 Elena y Jaime White, sugirieron que la organización sería sobre la base de la Biblia. Hubo varios problemas teológicos, algunos no quería seguir los pasos de la Babilonia, este pensamiento se impuso entre los años 1850 – 1860.
No obstante, el constante estudio de la Biblia caló en los adventistas y la autoridad de la hermenéutica (interpretación bíblica), tuvo que ver con el mismo origen del desarrollo a corto mediano y largo plazo.
En el año 1854, J. Bates dijo que “el orden de la Iglesia debe ser ordenada antes de la parusia (segunda venida de Jesús).
Para 1959 Jaime White creyó que la Biblia debe ser la autoridad de la Iglesia Adventista. Esto es aprobado por el sentido común y no contradecía las escrituras, sobre la organización de la iglesia.

Inicio de la organización del movimiento adventista
Entre los años 18061-1863, la organización de la Iglesia fue más que notable, el crecimiento de la iglesia tenía la necesidad de una organización, para proveer fondos, para atraer fondos para la predicación, para sostener las propiedades, la organización fue indispensable.
El año 1860 se define la necesidad de una organización. Los esposos White no tenían un plan organizacional. Y se forma una comisión de 09 personas elegidas para estudiar el proyecto de organizarse, Elena de White no estuvo en esa comisión. No resolvieron todos los problemas.
Es así que el en 1861 se organiza la Asociación del Estado de Michigan, lo que se conoce como el inicio de la organización. Al haber procedido así, había otra necesidad: Un nombre. Después de un congreso, en el mes de mayo de 1961 se votó por el nombre, fue David Hewitt, un predicador quien sugirió el nombre de Iglesia Adventista del Séptimo Día y el congreso en pleno lo aprobó. Cuando se le preguntó a Elena de White, ella dijo el mensaje es bueno y correcto.
En 1863, de acuerdo con los delegados que representaron a la obra adventista, se realizó un congreso en Battle Creek, en Michigan del 20 al 23 de mayo de 1863. Uno de los primeros pasos fue elegir a los oficiales o dirigentes. El pastor Jaime White fue elegido como presidente pero él no aceptó, argumentando que no era ético.
Los primeros oficiales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día fueron:o Presidente: Pastor John Byington.
o Secretario: Pastor Urías Smith
o Tesorero: Pastor E.S. Walter


La organización de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la actualidad1. Asociación general (tiene divisiones para facilitar el trabajo, por ej. La Sudamericana)
2. Uniones (Unión Peruana del Sur).
3. Asociaciones y Misiones (Misión del Oriente Peruano).
4. Congregaciones locales (tu iglesia).
Estadísticamente hablando marca así:
· 13 divisiones en el mundo
· 102 uniones en el mundo
· 559 asociaciones y misiones
· 60.273 iglesias cada uno de ellos es representativa. Con voto de simple y autoridad.

CONCLUSIONES

1. La estructura de la IASD no se basa en la Escritura bíblica.
2. Elena de White propuso principios no modelos.
3. Elena fue flexible en su organización y consejos.
4. La estructura se basa en el sentido común y los principios cristianos.
5. La IASD es representativa, no democrática.
6. Sin duda alguna,la IASD es una iglesia que ha sido, es y será guiada por Dios hasta su advenimiento.

jueves, 9 de julio de 2009

FAMILIA PASTORAL



Hola amigos, es una alegría recibir tu visita. Pues bien, soy el pastor Heyssen J. Cordero Maraví, y vengo trabajando en el distrito misionero de Tocache B, en la selva oriental del Perú. Sin duda es una gran bendición.

Vengo pastoreando por la gracia y misericordia de Dios. 06 Iglesias, 11 Congregaciones y 7 Filiales junto a mi amada esposa Charly M. Ríos Arcas. Es sin lugar a dudas la respuesta real a mis oraciones miles.

viernes, 3 de julio de 2009

¿CULTOS A LA CARTA?

Introducción
En una ocasión, exponía con gran entusiasmo un plan de acción misionero ante los jóvenes de mi distrito. Después de intentar persuadirlos al trabajo en equipo, de pronto un joven universitario que había estado de visita se puso en pie y con gran elocuencia planteó una pregunta al auditorio para luego dirigirse específicamente a mi persona: “ese tipo de programa o culto como quieran llamarlo ¿le gustará a las personas que se pretende llegar?”. Debo confesar que me sorprendió su pregunta porque después de ello, se sentó suavemente para escuchar las respuestas que generó su incógnita.
La adoración se ha convertido en las últimas décadas en un tema controversial por los postulados de la alta crítica y el apogeo del postmodernismo.
Chris Jack menciona que el tema de la adoración da lugar incluso a debates enardecidos,[i] porque cada uno desea adorar como mejor le parece, esto a nivel de congregación e individualmente. Mostrando claramente que no es un tema sencillo, por su importancia y alcance.
La adoración no es un tema nuevo. No obstante, ha sido este tema, el motivo de la rebelión de Satanás.[ii] Y constituye el tema en el tiempo del fin. No sorprende entonces que el mensaje del primer ángel, en el libro de Apocalipsis invite a adorar al creador (Ap. 14:7).
La pregunta que se puede formular por efecto es: líder de iglesia ¿estoy entendiendo el tema de la adoración en el contexto del culto en la iglesia?

LA ADORACIÓN
Un estudio refirió que, el tema de la adoración, sería el tema de los años 1990.[iii] Hoy, después de casi dos décadas, y en el transcurso de este tiempo, claramente la iglesia cristiana en general está evidenciando esta realidad. Tanto evangélicos protestantes, así como católicos, son testigos de disidencias e incluso apostasías por cuestiones teológicas sobre el cómo adorar. [iv] Y es que la adoración se encuentra en el corazón de cualquier actividad religiosa, pero puede ser este tema, un asunto divisorio por una sencilla razón: La adoración es el problema central del Gran Conflicto.[v]

¿Cambiar el envase?
En la obra Plantar el Futuro. ¡Hay muchas iglesias! ¿Por qué plantar más?, con maestría el autor escribe un capítulo titulado “¿Qué pueden aprender los adventistas de la Coca-Cola?”, allí anima a que se puede cambiar el envase de nuestro mensaje, “donde sea apropiado” sin cambiar “el producto”, ni comprometer la verdad. [vi]La idea es clara, y hay coherencia en lo que propone, pero, algunos han mal entendido la idea y es por ello que es propicio la cuestión: ¿hasta qué punto debemos cambiar el “envase”?
Tristemente, la mayoría se iglesias protestantes, y carismáticas han cambiado demasiado el “envase” que simplemente el producto a penas y se ve. Pero, ¿qué de las iglesias adventistas y sus cultos?
No podemos “tapar el sol con un dedo”, el asunto es que el postmodernismo está calando lentamente, que no es sorprendente ver a congregaciones adventistas con un “un sistema de cultos, tan similar o igual a los hermanos evangélicos y pentecostales”, donde a leguas se nota que su preocupación es “ganar a los perdidos” aunque para ello tengan que rebajar el evangelio (música secular con letras cristianas, predicadores extravagantes e irreverentes, coreografías y sermones superficiales, entre otros), este asunto es también presentado brevemente por Oscar Plenc quien los denomina seeker services.[vii] Es decir en un culto de este tipo, el foco de la adoración no es el Adorado sino el adorador. La pregunta ya no es ¿este culto será al agrado de Dios? Sino como aquél joven universitario que me hizo la pregunta “¿este culto será al agrado de las personas?”. Mas la adoración debe ser vista a la luz de la Biblia y ésta debe ser el punto de partida como bien aseveró Horne P. Silva, en su definición de culto.[viii]
Pero el problema no es minúsculo como se observa, cuando se entiende que a Dios si le importa el cómo deben adorarlo. Así por ejemplo cuando notamos lo que aconteció en la tan estudiada actitud de Caín a diferencia de su hermano Abel (Gn. 4:1-8). Así se pueden ver algunas lecciones respecto al tema:

Los adoradores y su conocimientoCaín y Abel, dos adoradores diferentes. Esto es visible nítidamente por el impacto que provocaron ante YHWH, debido a que uno aceptó y a otro no. Sin embargo, es preciso notar que, ambos fueron educados por los mismos padres y enseñados de manera similar en lo que concierne a cómo adorar a YHWH. No obstante la forma en qué ambos procedieron fue muy diferente.[ix]
Es claro que ambos adoradores habían sido instruidos por sus padres, sobre la manera de cómo deberían adorar a YHWH, pero a parte de eso, está en juego: ¿cuál era la voluntad de YHWH frente a este asunto? No hay muchos detalles en la Biblia, sin embargo, aunque no se menciona qué es lo que quería YHWH, se puede inferir que el actuar de Abel estaba muy ligado o más cerca a lo que Dios quería, pues se dice: “Entonces Jehová dijo a Caín: ¿por qué te has ensañado y porqué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? ” (Gn. 4:6,7).
Por lo expuesto, pareciera ser más probable que YHWH dio instrucciones del cómo debían proceder los adoradores, pero Caín por razones que no especifican las Escrituras optó por desobedecerlas, actuando simplemente a su manera.[x] No obstante, se nota que consecuentemente, ambos hermanos se presentan a adorar a Dios en condiciones iguales en cuanto al conocimiento que tenían de los requerimientos divinos para el acto de adoración.

El medio de adoración
A diferencia de la interpretación común protestante de que Dios se disgustó con Caín porque simplemente había egoísmos en el corazón del adorador, es claro que el asunto de fondo, no radica solo en eso, sino que, esa ofrenda debía anunciar la muerte de Cristo por los pecados de todos los hombres (Gn. 3:21 cf. Jn. 1:29).[xi]
No obstante, es razonable inferir a la luz del texto bíblico que, Caín había ofrendado a Dios antes, ya que ambos parecen tener edad adulta. Esto lleva a pensar que YHWH había sido adorado antes por Caín y que lo había hecho bien.[xii] De esta manera Caín era conocedor del cómo debía presentarse ofrenda y qué cosa a YHWH. Por lo tanto, se puede concluir que Dios se desagradó de Caín, simplemente porque como adorador era un desobediente y quiso adorar a Dios a su manera, lejos de la voluntad divina. Mostrando así un “culto a la carta”, es decir a sus gustos y/o conveniencias.

El Adorado frente a las adoracionesYHWH, el fin de la adoración de estos hermanos, se pronuncia ante las acciones de sus adoradores. Eminentemente lo hace con mucha claridad. A uno acepta y otro rechaza, rechaza su adoración, y lo hace en el momento. Las Escrituras se encargan de adjetivar a Abel como “justo” (Mt. 23:35; Heb. 11:4), evidentemente por su adoración. En cambio a Caín no se lo cataloga igual. Desde la perspectiva del texto estudiado podemos concluir:
Primero, la adoración teocéntrica. Los dos hijos de Adán y Eva no presentaron ofrendas a ningún ser, astro o cosa creada, sino solo a YHWH, lo que pone en manifiesto la religión monoteísta de los pioneros de la humanidad. Esta es la esencia de la adoración, la adoración debe ser dirigida y presentada a Dios, a esto le denominamos, adoración teocéntrica exclusiva.
Segundo, la adoración como obediencia a su voluntad. El segundo principio es evidente al ver la actitud de los adoradores al presentar sus ofrendas, es notable que los padres de estos hombres habían instruido de cómo debían adorar a Dios, así, el segundo principio es el de que no hay “maneras” de adorar a Dios sino una “manera” y esa es: en respuesta a la voluntad divina.
Tercero, el Adorado evalúa la adoración que recibe. Finalmente toda adoración es evaluada por YHWH. Les muestra su agrado y desagrado en respuesta de la adoración recibida y les comunica su veredicto. Así, es evidente un marcado cuadro de “conflicto entre la verdadera y falsa adoración”. La verdadera adoración representada por Abel y la falsa a través de los actos de Caín. De esta manera, existe un conflicto porque por adorar de manera adecuada a YHWH, Caín (que representa a los hijos de los hombres o de Satanás) actúa perversamente contra Abel. En el marco del Gran Conflicto los adoradores fieles de YHWH serán perseguidos y hasta sometidos a muerte (ej. Dn. 7:25 cf. Mt. 5: 10,11; 24: 9,10), se puede entonces ver un símil minúsculo del gran conflicto a través de la adoración de estos dos hijos de Adán.

CONCLUSIONES
Como líderes de iglesia estamos llamados a evitar que el postmodernismo haga de las suyas en el rebaño que Dios nos ha dado. Cuando hagamos un plan de acción misionero, programa de culto, reunión, campamento, y cualquier otra actividad, no nos concentremos tanto en el “hombre” sino en Dios, pues al centrar nuestros cultos en el hombre fácilmente se convertirá en un “culto a la carta”. Así como Abel, siguió los lineamientos de Dios, pero Caín simplemente los desobedeció poniendo sus criterios o su “estilo propio”, y fue esa su perdición. Entonces sí importa la forma, aunque algunos no lo vean así. .Ahora no es el fin de este artículo desanimar a la realización de un culto inspirador y bonito, al contrario, sin embargo la prioridad debe ser Dios, pues él se merece toda la adoración por los siglos de los siglos Amén.

[i]Chris Jack, “Comprendiendo la adoración: Parte 1”, Lo que todo adorador debe saber, ed. Matt Redman (Buenos Aires: Peniel, 2004), 41.[ii]Elena G. de White, Patriarcas y profetas (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1987), 11-23.[iii]Ed Zackrison, “The future of Adventist Worship Renewal”, en The Complete Library Christian Worship. The Renewal of Sunday Worship, ed. Robert E. Webber (Nashville, TN.: Star Song, 1993), 6:7.[iv]Joachim Lange, “La adoración espiritual y la música”, en Piense conforme a la Biblia. Cómo recuperar el punto de vista cristiano, ed. John MacArthur (Grand Rapids, MI.: Portavoz, 2004), 198.[v]Eugene Hsu, “Restauración de la adoración”, Revista Adventista (octubre 2002), 2.[vi]Ron Gladden, Plantar el futuro (Buenos Aires: ACES, 2002), 17-21.[vii]Daniel Oscar Plenc, El culto que agrada a Dios (Buenos Aires: ACES, 2007), 123.[viii] Horne P. Silva, “Un modelo de culto”, Ministerio Adventista (mayo-junio), 2000, 21.[ix] H.D.M. Spence y Joseph S. Exell, editores, The Pulpit Commentary, 22 vols. (Grand Rapids, MI.: Eerdmans Publishing Company, 1950), 1:83.[x] Henry M. Morris, The Genesis Record: A Scientific & Devotional Commentary on the Book of Beginnings (Grand Rapids, MI.: Baker Book House, 1976), 136, 137.[xi]John M. Fowler, El conflicto entre Cristo y Satanás (Buenos Aires: ACES, 2001), 63.[xii]Francis D. Nichol, ed., “Éxodo”, Comentario bíblico adventista (Buenos Aires: ACES)A, 1: 247.

UNA BREVE TEOLOGÍA DE LA ORACIÓN

UNA BREVE TEOLOGÍA DE LA ORACIÓN
Son pocos los libros eruditos acerca de la oración. ¿Es que se ha dicho todo de ella? ¿No hay nada más que decir? ¿O no es un buen motivo de estudio serio? En realidad las obras que reinan al respecto pertenecen al ambiente de divulgación, y son presentados como testimoniales, devocionales, reflexiones y otros. José M. Martínez menciona que “curiosamente, y de modo inexplicable, la oración apenas a sido objeto de estudio serio”,[1]en absoluto se pretende insinuar que este material lo es, al contrario, pero se cree de gran importancia presentar esta realidad.
Los temas de discusión y análisis bíblicos-teológicos son otros, los asuntos de investigaciones de los exegetas son diversos, pero en asuntos de crecimiento en Cristo, de práctica cristiana son no muchos. Esto preocupa ya que “la oración es uno de los deberes más esenciales. Sin ella no puedes observar una conducta cristiana. Eleva, fortalece y ennoblece; es el alma en conversación con Dios.”[2] Así, es necesario comprender algunos asuntos antes de ahondar en el tema.
Una comunicación quebrantadaPara hablar de la oración y su origen debemos ir al bereshit, es decir al principio, en Edén (Gn. 1-3). Moisés registra que Adán y Eva, fueron creados para vivir en comunión constante con Dios, el Creador. Elena G. de White dice: “Mientras fuera inocente, Adán había gozado de abierta comunión con su Hacedor; pero el pecado produjo separación entre Dios y el hombre […]. El hombre tenía vedada la comunicación directa con su Creador”.[3] Es así que desde la entrada del pecado el hombre, ya no podría comunicarse en forma directa con Su hacedor, habría de comunicarse a través de la oración. Esto probablemente por lo que se le dijo a Moisés “porque ningún hombre que me verá y quedará vivo” (Ex. 33:20).
No obstante, aún cuando el hombre actúo rebeldemente contra Dios, desobedeciéndolo fatalmente, Dios le otorgó la oportunidad de seguir teniendo un relacionamiento especial; de Creador a criatura. Claro está sí que, no como en el principio, pero es reconfortante saber que hay al menos una “vislumbre”.

Una forma de comunicación “restaurada”
La oración es presentada a lo largo de las Escrituras de esa forma, “como una forma de comunicación restaurada”. La oración evidentemente es la manifestación de una relación personal de la criatura con su Hacedor. Así, existen no pocos pasajes bíblicos donde se nota este asunto. Conversaciones como la de “dos de amigos” (Gn. 18:16-33), como “un niño pidiendo protección de su padre” (Gn.32:9-12), como “un hijo a un padre” (Ex.3:7-15), en fin, tantos pasajes.
Es cierto sí que, existe una sumisión y adoración anticipada a Dios de parte del hombre, sin embargo es claro notar en expreso que, no se advierte a Dios lejos del hombre, como inalcanzable. En absoluto. No se muestra a un Dios lejano y hasta desconocido. Al contrario, es un Dios personal, aunque si dejar de ser lo que es: Un Dios universal, soberano. Un Dios trascendente pero inmanente a la vez. La perfección y la imperfección interactuando a través de la oración. Esto es a decir verdad, un privilegio inmensurable a pesar de la baja condición humana.

Dios toma la iniciativa
Después de salir del Edén, la humanidad emprendió la carrera de la oración. Sin embargo Dios, como siempre, toma da el primer paso. Así fue después del pecado. Dios los buscó y dijo: “¿Dónde estás tú?” (Gn.3:9). En ese sentido, Dios habla a sus hijos más explícitamente a través de su Palabra, de las Escrituras, a través de los profetas y la misma historia.

El hombre se desvíaMas con la existencia del pecado, muchos entendieron equivocadamente el asunto de la oración (en realidad de toda la voluntad divina).
Para empezar, en busca de “algo real”, de algo físico talvez, muchos dejaron de adorar al Dios invisible y Todopoderoso, para ir tras “dioses” diseñados a gustos y conveniencias, probablemente motivados por su naturaleza pecaminosa de alejarse siempre de Dios, o su sed de tener a un Dios para orar o rezar de cerca. Es así que “Los paganos en la antigüedad ofrecían sacrificios y rogativas a sus dioses para pedirles algo, aplacarlos o hacerles cambiar de actitud.”[4]
No obstante, a la luz de la Biblia, la oración debe ser dirigida a su autor, a Dios, y solo a Él y escapa claramente, a los fines paganos. Así de manera extraordinaria. Dios en toda su trascendencia muestra también inmanencia. Este asunto indica que el hombre es un ser más que privilegiado.

Un Dios para orar
“La oración es la perpetua comunión con Dios; es el oxígeno del alma, sin el cual el alma se atrofia y muere.”[5] Cuando el ser humano llegó a entender quién es Dios realmente, por lo que ha hecho y hace, la oración se convierte parte de su vida como efecto natural. Reconoce la majestuosidad del Todopoderoso y se ve tan minúsculo. Entiendo por consecuencia que, la oración es un verdadero privilegio.

La oración en el Antiguo Testamento
En el AT la oración es presentada de manera cuerda, no es ciega ni superficial. Por ello Miqueas dice: “Pero yo miraré al Señor, esperaré al Dios de mi salvación, mi Dios me oirá” (Mi.7:7). Isaías lo entiende así. Después de ver la grandeza de Dios y notar su condición no puede dejar de hablar a Dios (Is. 6).
De esta manera, la oración llegó a ser entre los que realmente reconocían a Dios como lo que era, el Dios supremo, Rey de reyes y Señor de señores, en una práctica sincera, llena de agradecimiento y alabanzas (Ex.15). Entonces el pueblo de Dios sería un pueblo de oración: “Por eso orará a ti todo hombre piadoso mientras pueda hallarte” (Sal. 32:6). Es preciso entonces que, todo aquél hijo de Dios, creyente practique la oración.

La oración transformada en rezo
En esta parte no se pretende hablar de las diferencias de la oración y el rezo; está sobreentendido que son más que desiguales. Pero es necesario entender porqué hasta Jesús, el Dios mismo enseñó acerca de la oración, siendo que aparentemente el pueblo de Dios había entendido el asunto de la oración.
José M. Martínez cree que, todo tuvo su origen en las repeticiones constantes que los israelitas tenían que hacer respecto a la shema (Dt. 6:4-7) al levantarse y acostarse,[6] ello suponía la repetición al pie de la letra. Aunque no se debe olvidar que fue de bendición para otros, como lo fue Daniel que oraba tres veces al día (Dn. 6:10).[7]
Es por ello que Isaías registra las palabras de Dios: “Este pueblo se acerca con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mi” (Is. 29:13), palabras que Jesús mismo las repitió al confrontar a la tradición farisaica (Mt. 15:8,9).

La oración en el Nuevo TestamentoEs más, Jesucristo en su primer advenimiento entre sus preciosas enseñanzas, dejó un legado de gran valor. En otras palabras Jesús vino a enseñar la verdadera forma de orar a Dios (Mt. 6:9-13; Lc. 11:2-4), lógicamente es un modelo; pero no solo enseña, sino que lo ejemplifica y prueba que es efectivo en su vida (Mt. 11:25-27; Jn. 11:41,42; Mt. 14:23; Lc. 6:12), entre otros.
Esa maravillosa vida de oración de parte de Jesús, caló profundamente en las vidas de los doce que lo seguían y Juan, el teólogo y discípulo amado, se atreve a pedirle enseñanza sobre la oración (Lc. 11:1).
Al leer los cuatro evangelios se evidencia que Jesús había hecho de la oración una necesidad. ¿Cómo sería la forma de su oración, que llegó a impactar tanto a sus discípulos? Sin duda alguna, fue una oración muy distinta a la que ellos conocían. Así en coro dijeron: “Señor enséñanos a orar” (Lc.11:1).
Jesús les enseñó de manera sencilla el Padrenuestro, muy famosa oración. ¿Quién no la conoce?

¿La oración otra vez transformada en rezo?
Para los creyentes de todos los tiempos la oración ha sido el impulso natural de su fe, la expresión más viva de la relación que el hombre puede tener con Dios.”[8] Y en la actualidad se han escrito innumerables de libros acerca de la oración. Existen exquisitos sermones sobre este asunto. Hasta los agnósticos, a pesar de dudar de la existencia de un cualquier tipo de Dios “Por ejemplo en Holanda, reconocidamente como el país europeo más agnóstico, está habiendo un aparente retorno a la oración.”[9]
Sin embargo, ¿es la oración que nos enseñó Jesús en su primer advenimiento?
No es desconocido el hecho de que en la Iglesia Católica Apostólica Romana, la oración enseñada por Jesús, el padrenuestro es un asunto serio. Es decir que lo han convertido en un rezo, en una repetición mecánica. No obstante, es notable que aunque en las iglesias protestantes el padrenuestro no es considerado como un rezo sino como un modelo, el problema ahora radica que en que la oración de igual manera se ha distorsionado como en los tiempos de Cristo. Y se utiliza ese término de que se ha trastornado porque simplemente ha dejado de ser la oración que Jesús nos enseñó.Los judíos de aquellos tiempos, los discípulos de Jesús como buenos Judíos eran poseedores de gran riqueza de las más bellas plegarias, pero eran justamente eso, plegarias preescritas, y otras que eran si duda vanas palabrerías a los cuales el Señor Jesús se contrapuso.

[1]José M. Martínez, Teología de la Oración (Barcelona: CLIE, 2000), 19.[2]Elena G. de White, Testimonio para la iglesia (Buenos Aires: ACES, 1987), 2:280.[3]Elena G. de White, Patriarcas y profetas (Buenos Aires: ACES, 2005), 53.[4] Roberto Badenas, Encuentros (Buenos Aires: ACES, 1997), 108.[5]Asociación Ministerial de los Adventistas del Séptimo Día, Creencias fundamentales de los Adventistas del Séptimo Día (Buenos Aires: ACES, 2007), 157.[6] José M. Martínez, 32.[7] Ibid.[8]José M. Martínez, 13.[9]Alejandro Bullón, Señales de esperanza (Buenos Aires: ACES, 2008), 48.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

Loading...