Bienvenido

Berit Olam Ministry es un sitial adventista donde se encuentran todos los blogs del Pr. Heyssen J. Cordero Maraví y se presentan las actividades de su ministerio pastoral en toda su plenitud.
Se ha diseñado con el único objetivo de servir la comunidad adventista, cristiana y especialmente a nuestros Amigos de Esperanza. Ud. encontrará Noticias, Reflexiones, Meditaciones, Teología, Doctrinas, Grupos Pequeños, Espíritu de Profecía, Educación, Pastores adventistas, Iglesia, Salud y Familia y más.
Que pueda disfrutar lo que con mucho cariño se publica pensando siempre en servir de ayuda.

Pacto Eterno...!!!

viernes, 24 de agosto de 2012

Grupos Pequeños: Manual del Fórum de Coordinadores, Supervisores y Líderes de GPs “Líderes de Visión”


Manual del Fórum de Coordinadores, Supervisores y Líderes de GPs “Líderes de Visión”


I FORUM DE COORDINADORES, SUPERVISORES Y LÍDERES DE GPs 
Misión del Oriente Peruano




Líderes de Visión
por
Wilbert Maluquish y Heyssen Cordero




OBJETIVO GENERAL
Entrenar, motivar e inspirar a los  protagonistas de los grupos pequeños.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
1.    Fortalecer la visión adventista del los Grupos Pequeños
2.    Reafirmar la estructura de los Grupos Pequeños a nivel de Iglesia local.
3.    Implantar el modelo de Escuela de Líderes de Grupos Pequeños   
4.    Reafirmar la importancia de la conservación y la multiplicación

MODALIDAD: La dinámica está centrada en tres ejes que constituyen un bloque.
1.  Plenarios.-Los plenarios son  desarrollados en el salón principal, donde el expositor presenta el seminario al pleno. En este espacio no se hacen preguntas, ni otro comentario adicional.
2.  Grupos de trabajo.-El plenario es dividido en grupos de 25 a 30 personas para responder algunas preguntas aplicativas, que se presentarán como propuestas al plenario.
3.  Testimonios.-Los testimonios son compartidos a todo el plenario por líderes  o pastores.

TEMAS DE DISCUSIÓN: Los seminarios que se presentará son:
1.  Los Grupos Pequeños como base
2.  Los Grupos Pequeños y la estructura departamental de la Iglesia
3.  Los Grupos Pequeños: discipulando líderes y multiplicando Grupos Pequeños
4.  Los Grupos Pequeño: Tocando la esencia

SEMINARIOS:
1.  “Imperativos del DISCIPULADO”
Objetivo. Fortalecer el discipulado bíblico en los GPs.

2.  “El método de Cristo para Ganar al mundo”
Objetivo.  Seguir el método de Cristo para alcanzar al mundo

3.  “Evangelismo público un estilo de vida”
Objetivo.  Los Grupos Pequeños y el evangelismo público

4.  “Formación de Líderes y multiplicación de GPs”
Objetivo.  El líder es nuestro interés







PROGRAMACIÓN GENERAL

VIERNES 01 – 5:00 pm

         
6:55    Música instrumental:                                                       
7:00    Alabanzas:                                                 
7:25    Impacto:                                                   
7:30     Video: Informe de GPs de la MOP                        
7: 40   Bienvenida:                                                       
7:45   Himno:                                                               
7:48     Oración:                                                  
7:49   Ofrenda musical:                                       
7:55   SERMÓN DE APERTURA:                               
8:40   Informe DISTRITO MISIONERO:                               
8:45   Informe de DISTRITO MISIONERO:                                    
8: 50  Informe de DISTRITO MISIONERO:                                    
9:00   Informe DISTRITO MISIONERO:                                                                              
8:50   Agradecimiento                                         
8:55   Himno y oración:                                       
9:00   Indicaciones:                                                       
9:10   Despedida:                                                


SÁBADO 02– 8:00 am

8:00    Alabanza:                                                           
          Oración:                                                    
          Apertura:                                                   
8:50   Lección de Escuela Sabática                       
Mensaje Musical:                                      
9:30    Seminario Nro. 1                                       
10:10   Informe de DISTRITO MISIONERO:                                   
10: 15  Seminario Nro. 2                                                        
10: 45          Trabajo en grupos (Verde, amarillo, Rojo, azul y Blanco)         
11:50 Culto de Adoración:                                            
12:30  Bautismo:                                                  

12:50  Almuerzo:                                                                    

1:50   Alabanzas:                                                                             
Oración:                                                    
2: 00            Panel – Grupo Verde:                                           
2: 30  Panel – Grupo  Amarillo:                                                
3: 00  Informe de DISTRITO MISIONERO:                                    
3: 05  Informe de DISTRITO MISIONERO                                     
3:10   Seminario Nro. 3                                       
3:50  Panel – Grupo Rojo:                                             
         Alabanza                                                   
4: 30            Panel – Grupo Azul:                                                       
5:00   Documento de propuesta de los líderes:               
5:20   Clausura                                                    
         Compromiso - Video                                            
         Himno de Victoria                                      
Lanzamiento del plan evangelístico                      
Entrega de Registro de Liderazgo de GP                
         Canto y oración
6:00   Despedida
                                     



TEXTOS PARA ESTUDIO
·         GRUPO AMARILLO

GRUPOS PEQUEÑOS COMO BASE

La Iglesia Adventistas del Séptimo Día viene tratando desde hace algún tiempo de desarrollar los Grupos pequeños entre los miembros de sus congregaciones. Desde el comienzo de su implantación en el territorio de la División Sudamericana se viene siguiendo un modelo ideal para el funcionamiento de losGrupos pequeños.
El modelo de Grupos pequeños que ha sido configurado en la IASD en los últimos 20 años está construido a partir de los principios bíblicos, de las orientaciones del Espíritu de Profecía y de las experiencias desarrolladas por los pastores y líderes que usan los Grupos pequeños en su ministerio.
Al comienzo, los Grupos pequeños eran vistos por muchos como un programa más, lo que confundió el papel de los mismos. Bill Donahue e Russ Robinson hablando sobre la implantación de los Grupos pequeños en la iglesia de Willow Creek (USA), presentan esta situación como uno de los errores más preocupantes en la fase de implantación. “Existe un consenso general de que construir una comunidad en la iglesia, es la cosa más acertada en ser realizada y que de alguna manera los Grupos pequeños ayudarán a alcanzar este objetivo. Sin embargo, pocos perciben lo que se debe hacer para llegar hasta allí, o incluso ponerse de acuerdo entre sí acerca de esto… Acerca del llamado de Dios, de la visión para la iglesia, del propósito de los grupos y del papel que cada miembro desempeña para alcanzar la visión dada por Dios.”[1]
Después de las primeras experiencias con los Grupos pequeños, fuimos ampliando la visión adventista sobre cómo desarrollarlos, tomando en cuenta la importancia de los mismos para el cumplimiento de nuestro papel profético, más allá de resaltar su contribución para el discipulado, el desarrollo de los dones espirituales  y la capacidad que los Grupos pequeños tienen para multiplicar la cobertura de la predicación del triple mensaje angélico en el tiempo del fin.
La visión adventista de los Grupos pequeños asimiló el consejo que la “sierva del Señor” dejó: “La formación de Pequeños grupos como base del esfuerzo cristiano, me ha sido presentada por Uno que no puede errar.”[2]
Al investigar las consideraciones hechas por Elena de White sobre los Grupos pequeños es posible percibir, con facilidad, que para ella esa VISIÓN debería ser aplicada en iglesias de cualquier tamaño.
“Si hay muchos miembros en la iglesia, organícense en pequeños grupos para trabajar no sólo por los miembros de la iglesia, sino en favor de los incrédulosSi en algún lugar hay solamente dos o tres que conocen la verdad, organícense en un grupo de obreros”.[3]
En la búsqueda de ese objetivo, pastores y líderes involucrados en el proceso se enfrentaron con algunos desafíos:
1.    Clarificar el significado de tener Grupos pequeños como base.
2.    Comprender lo que dice nuestra declaración de VISIÓN de los GPs
3.    Evaluar la relación de los Grupos pequeños con los departamentos de la iglesia.
4.    Pastores con la VISIÓN de la GPs

I.          Clarificar el significado de tener Grupos pequeños como base

“El Diccionario Aurelio ayuda a entender lo que la escritora colocó como la base del esfuerzo cristiano. La palabra ‘base’ viene del griego ‘básis’, que significa fundamento o apoyo principal en que descansa alguna cosa”.[4] (El diccionario de la Real Academia Española define ‘base’ como: “Fundamento o apoyo principal de algo”).

Bill Donahue y Russ Robinson expresan así su visión de los grupos pequeños: “El propósito del Grupo Pequeño es ser una iglesia en su menor forma de organización. Ese modelo considera los Grupos Pequeñosuna parte central de la vida congregacional”.[5]

Para que el propósito indicado en el Espíritu de Profecía para losGrupos pequeños, se cumpla cabalmente en nuestras iglesias, hay dos grandes obstáculos que deben ser superados:

(1)             Una visión bifocal que algunos líderes y miembros tienen con respecto al ministerio de los Grupos pequeños, que excluyen la centralización en el funcionamiento de la iglesia. Muchos de los que están involucrados con los Grupos pequeños en la iglesia Adventista, imaginan que los Grupos pequeños solo pueden existir como una herramienta evangelística, o aún como una forma de construir una iglesia en comunidad, pero no como una estructura principal de la iglesia.

(2)             Una enorme cantidad de programas y eventos, sin dejar suficiente espacio para que los Grupos pequeños se conviertan en la estructura principal de la iglesia. Esta realidad ha forzado alGrupo pequeño a existir como un programa más en la sobrecargada agenda de la iglesia.

Uno de los grandes promotores del ministerio de los Grupos pequeñosentre nosotros, los Adventistas del Séptimo Día, es el Pr. Russell Burril, quien entiende que los Grupos pequeños necesitan existir como fundamento principal de nuestra estructura para el desarrollo de una comunidad relacional.
“El ministerio de los Grupos pequeños no es un programa más de los muchos que ya existen en la iglesia. Los Grupos pequeños deben ser el principio central de organización sobre la cual la iglesia es edificada”.[6]
En el mundo complejo y de profundas transformaciones en que vivimos, las personas están cada vez más solas y profundamente necesitadas de relaciones verdaderas que marquen su experiencia. Es en este panorama que los Grupos pequeños aparecen como un ambiente favorable para el diálogo y la formación de relaciones transparentes y sinceras.

El Grupos Pequeños como BASE
No obstante, aunque Russell Burrill enfatiza el ministerio de Grupos Pequeños como una estructura para el desarrollo de una comunidad relacional, es importante destacar que el objetivo primario de los Grupos Pequeños es la formación de líderes. Líderes capaces de encausar a los Grupos Pequeños como Centros de Reavivamiento (vida en comunidad) y Agencias Misioneras (vida misionera), son relacionales, no sociales exclusivamente y tampoco evangelísticos exclusivamente, sino ambos a la vez. Esta es la visión adventista de los GPs.

Jesús vino y con facilidad pudo iniciar su ministerio en grandes masas, pero no fue así, lo que hizo el Gran Maestro, nuestro mayor ejemplo, fue entrenar a doce hombres sencillos y convertirlos en líderes que continuarían la obra que Él les encomendó.
Por ello, cuando se habla de Grupos Pequeños como base de la iglesia, estamos hablando de un centro de entrenamiento, un semillero de líderes, de obreros aptos para terminar la obra del evangelio.
Esa visión es corroborada por Carl George en su libro “Cómo romper barreras de crecimiento”, basado en Efesios 4:11, donde afirma: “La iglesia en estos últimos días deberá volcarse al entrenamiento de los laicos para cumplir la misión”.
El papel de cada  nivel de la iglesia en busca del avance de los Grupos pequeños debe estar bien claro y debe ser seguido ininterrumpidamente.
Es necesario hacer comprender a la iglesia que los Grupos pequeñosdeben ocupar su lugar como base relacional entre los miembros, más allá de la poderosa herramienta para el desarrollo de los dones y el cumplimiento de la comisión evangélica.
Los Grupos pequeños deben ser un estilo de vida adventista, porque ese era el estilo de vida de los miembros de la iglesia primitiva. En Hechos 2:46 leemos: “Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón”.
 “Hoy no debe ser diferente. Todas las iglesia deben hacer uso de esa estructura como forma de evangelismo y conservación”.[7]

Una excelente oportunidad para desarrollar GPs
Una excelente oportunidad para desarrollar Grupos pequeños es cuando se planta una nueva iglesia, porque su mentalidad aun no está afectada por la cultura tradicional de las iglesias basadas en programas.
Es necesario que mantengamos la VISIÓN en el objetivo que perseguimos: Hacer de los Grupos pequeños “la base” de ESFUERZO cristiano, es decir, que todo lo que hagamos, lo hagamos en base a los GRUPOS PEQUEÑOS.
Por lo tanto, los Grupos pequeños deben ser priorizados en las acciones de los líderes de toda la IASD en asuntos como: la participación personal; tiempo semanal reservado para los Grupos pequeños, informaciones periódicas a los encargados sobre su participación en un Grupo pequeño, etc.

II.        Nuestra declaración de VISIÓN (Documento del 2º Foro de Grupos Pequeños en Brasilia).

Proponemos la siguiente declaración de visión sobre los Grupos pequeños para la Iglesia Adventista en la DSA: “Que los Grupos pequeñossean una estructura espiritual y relacional básica de la iglesia y de las acciones relacionadas al pastoreo, discipulado, y la participación de los miembros, de acuerdo con sus dones espirituales en el cumplimiento de la misión; constituyéndose en un estilo de vida de cada Adventista del Séptimo Día, y que los departamentos de la iglesia y sus programas sean facilitadores en el desarrollo de los Grupos pequeños y que estos sean el vehículo adecuado del programa de la iglesia.”
En resumen, que los Grupos Pequeños sean un Centro de Reavivamiento y Una Agencia Misionera (Mr. 3:14).

III.       La relación de los Grupos Pequeños con los departamentos de iglesia.

Existe una conciencia general de que nuestro programa de iglesia ha sido intenso, que los Grupos pequeños, muchas veces, son sofocados y no se desarrollan adecuadamente.
Son muchos los proyectos, programas, y acciones de evangelismo involucrando a los departamentos, y la tendencia es desviar el foco del objetivo de colocar a los Grupos pequeños como base de las acciones que buscan integrar a los miembros en la actividad misionera.
En los últimos tiempos las organizaciones superiores han hecho esfuerzos para disminuir el exceso de actividades en el calendario oficial de la iglesia; sin embargo, la sensación es que necesitamos avanzar en la construcción de una planificación unificada, tratando de mantener la centralidad de los Grupos pequeños. Y eso debe abarcar a la iglesia como un todo, desde las organizaciones superiores hasta la iglesia local.
A pesar de ser conscientes que esas dificultades que enfrentan los pastores y líderes de la iglesia no se generan sólo en el ámbito de la iglesia local, entendemos que es allí donde deben ocurrir los cambios más radicales; porque como los Grupos pequeños deben existir en esa esfera, es allí donde debemos observar como suceden las cosas. Así que, en lugar de simplemente culpar por el fracaso de los Grupos pequeños a los niveles superiores de la organización, debemos entender que, para que los Grupos pequeños  funcionen adecuadamente en nuestras congregaciones, es necesario que su liderazgo local esté comprometido con esa visión y dispuesto a abrir espacio para el avance de los mismos.
El cambio producido en la iglesia local será capaz de influenciar en un distrito entero y después otros distritos, y más tarde una Asociación/ Misión,  una Unión, etc.
El punto de partida para ese cambio son los líderes locales. Es necesario llevar a los pastores al compromiso con los Grupos pequeños, para que dediquen tiempo en su agenda para este fin, porque los pastores que ven a los Grupos pequeños sólo como un programa más de la iglesia, dedicarán tiempo proporcional a la importancia que tienen para ellos.
Por otra parte, los pastores que dedican tiempo a los Grupos pequeños deberán cuidar de la formación y acompañar de cerca a sus líderes en la vivencia práctica de los Grupos pequeños.
Los distritos donde los Grupos pequeños funcionan más acorde con el ideal, son exactamente aquellos que poseen pastores comprometidos con esa visión, independiente de la gran cantidad de tareas que están bajo su responsabilidad. Estos pastores, así como sus líderes, estarán motivados y dispuestos a hacer sus adaptaciones necesarias en el ámbito local, por más que tengan un alto precio.
A continuación se mencionan algunas iniciativas vitales para la organización y buen funcionamiento de los Grupos pequeños, que ocurren en la iglesia local:
1.        Mantener regularmente una reunión semanal.
2.        Realizar reuniones periódicas con los coordinadores, supervisores y líderes de GPs.
3.        Mantener un alto nivel de cuidado de los miembros y amigos dentro y fuera de las reuniones del Grupo pequeño.
4.        Involucrar los Grupos pequeños en actividades de evangelismo como: Semana Santa, parejas misioneras, clases bíblicas, oración intercesora, etc.
5.        Insertar en el calendario de la iglesia un programa básico de integración de los Grupos pequeños.
6.        Realizar entrenamientos constantes para líderes antiguos y nuevos.
7.        Preparar un plan anual para la iglesia considerando a los Grupos pequeños.
8.        Crear conciencia en los líderes y miembros acerca de la importancia de los Grupos pequeños para este tiempo.
9.        Tratar de insertar en el programa de los Grupos pequeños a todos los departamentos de la iglesia.
10.      Elegir coordinadores (ancianos) comprometidos con la misión.
11.      Tener un plan de multiplicación de los Grupos pequeños a través de la formación de nuevos líderes.

Todas estas acciones son de suma importancia en la vida de la iglesia en la esfera local y parten de personas (pastores y líderes) que comprendieron su papel de acuerdo a la visión de Dios para los Grupos pequeños en la IASD.
La transformación del panorama actual de Grupos pequeños en la IASD hacia un modelo que ocupe el centro en las acciones de la iglesia, necesita del compromiso de todos los niveles de la organización. Pero, los cambios más significativos y profundos deben ocurrir en la mente del liderazgo local. Al mismo tiempo que procesamos un cambio a nivel  de la iglesia local, debemos continuar avanzando con los cambios que son procesados por los niveles de la organización, y poseen carácter más administrativo.
IV.      Pastores con la VISIÓN de los GPs
Si pudiésemos comparar la implantación de Grupos pequeños en una iglesia a una carrera de 100 metros, que es rápida y se realiza en pocos segundos, es posible observar el éxito o fracaso de los competidores. Quién sabe, compararíamos a losGrupos pequeños a una maratón, porque cuando pensamos en iniciar ese proceso en una iglesia, no es posible pensar en obtener resultados en fracción de segundos, sino con horas y horas de esfuerzo y dedicación.
Una de las preguntas más frecuentes en cuanto al tema de los GPs es ¿por qué los GPs no funcionan en mi iglesia? La respuesta es simple. La iglesia no irá más lejos que su pastor. El éxito o el fracaso de los Grupos Pequeños tienen que ver con liderazgo. El 70% del éxito o del fracaso de los Grupos Pequeños tiene que ver con la VISIÓN del pastor.
El pastor debe tener viva la VISIÓN de los GPs como plan de Dios y no simplemente como una estrategia misionera más. El pastor no debe olvidar jamás que los Grupos Pequeños son producto de una VISIÓN dada a Jetro allá en el desierto a Moisés, del mismo modo al Israel moderno, la IASD le fue dada a través de su profeta, Elena G. de White, pero no solo eso, sino que Dios mismo, Jesús lo corroboró y lo ejemplificó en su ministerio.
El pastor que no vive, respira, sueña y trabaja con la VISIÓN de los GPs como plan de Dios es un pastor que transmitirá esa misma visión a su iglesia, y por ende, con gran probabilidad el fracaso.
Finalmente, cuando hablamos de pastores con la VISIÓN de los GPs como plan de Dios, estamos hablando no solo del aspecto teórico sino también del práctico.
Los distritos donde los Grupos pequeños están funcionando satisfactoriamente deberían recibir pastores comprometidos con la misma visión, pues cuando eso no ocurre, generalmente el proyecto es perjudicado y los Grupos pequeños tienden a perder su fuerza.

Propuesta del Grupo
Escriban abajo la propuesta sobre el tema estudiado para ser presentada en el panel a todos los participantes. Intenten responder las siguientes preguntas a través de la propuesta:

1.    ¿Qué significa el Grupo pequeño como base?
2.    ¿Cuáles son los pasos para alcanzar esa realidad?
3.    ¿Cuál es la Visión Adventista de los Grupos Pequeños?
4.    ¿Cuál es el objetivo primario de los GPs?
5.    ¿Qué podemos hacercomo dirigentes y líderes para facilitar ese proceso?

TEXTOS PARA ESTUDIO
·         GRUPO AZUL

LOS GRUPOS PEQUEÑOS Y LA ESTRUCTURA DEPARTAMENTAL DE LA IGLESIA[8]

Introducción
El cristianismo contemporáneo valora algunas megaiglesias organizadas en células, o en grupos pequeños, considerados fundamentales para la vitalidad de una iglesia. La iglesia del Evangelio Pleno de Yoido, Seúl, Corea del Sur, ocupa un lugar destacado en esta modalidad. Liderada por David (Paul) Yonggi Cho hasta mayo del 2008, la congregación ya contaba con más de 750 mil miembros comprometidos “en cerca de 25 mil células en los hogares” o Grupos Pequeños. Sin duda, un crecimiento tal es extraordinario y es de inspiración para muchos para implantar su propio sistema de Grupos Pequeños.

Desafiados  por la experiencia de Cho y basados en determinadas citas de Elena G. de White, algunos pastores adventistas comenzaron a considerar ya en la década de los 80, este tema de forma más concreta y objetiva. Y varias de las experiencias adventistas no eran más que réplicas  de modelos evangélicos construidos sobre las ideología carismática y un énfasis congregacionalistas.

Con una postura pragmática, la tendencia era, primero, escoger un modelo evangélico de células, después descartar, de ese modelo, los elementos que discordaban con la fe adventista, y perseverar en él solamente aquellos que estuviesen en armonía con las enseñanzas de la Biblia y de los Escritos de Elena G. de White; entonces trasladar hacia los círculos adventistas ese modelo revisado.  Lo triste era que esos modelos evangélicos revisados no tenían el éxito que tenían las confesiones originales.

Modalidades de Grupos Pequeños no adventistas

Diferentes modelos de Grupos Pequeños surgieron y florecieron en el seno del cristianismo. Podemos ver sin embargo, tres modelos sobresalientes:

Clases metodistas o de santidad. Surgido a mediados  de siglo XVIII en el interior del metodismo británico. Esta confesión religiosa estaba organizada en “sociedades” generales que, a su vez, acabaron subdivididas en “clases”. Para Juan Wesley, cada integrante de los Grupos Pequeños  debía exponer a sus compañeros  sus faltas cometidas  “en pensamiento, palabras y hechos”, así como las “tentaciones” enfrentadas desde la última reunión. El objetivo de estas clases era la justificación y el nuevo nacimiento, prestando importancia a la indagación: ¿qué pecados ha cometido Ud.? ¿Qué tentaciones ha vencido Ud.?

Células carismáticas. Implantadas en 1960 por Yonggi Cho, en su Iglesia del Evangelio Pleno de Yoido. En este modelo, el estudio está directamente relacionado con la así llamada “cuarta dimensión”, que involucra la liberación de poderes espirituales a través de fenómenos carismático-pentecostales como visiones,  sueños, curas milagrosas y don de lenguas.

Comunidades eclesiásticas de base. Esta modalidad de grupos pequeños es la militancia sociopolítica de la iglesia católica que se popularizaron en el Brasil por los años 70 y 80, por influencia de la Teología de la Liberación. Con énfasis en la “opción preferencial por los pobres”.

Comparando estas tres modalidades de grupos pequeños más representativos en la cristiandad, se percibe que el aspecto relacional es obvio y común en todas ellas. Pero cada una de ellas posee un propósito más específico que justifica su existencia, integra a sus miembros e inyecta vitalidad a sus reuniones.

Las clases metodistas eran una especie de confesionario colectivo, que ignoraba la noción de que las tentaciones y los pecados ocultos deben ser confesados únicamente a Dios (Mt. 6:6). Las  células carismáticas o caristmatico-pentecostales de Yonggi Cho poseen una base mística, antagónica a la fe bíblico-adventista, de acuerdo con Mateo 7:21 al 23. Y las comunidades eclesiásticas base  o grupos de militancia sociopolíticas de la Teología de la Liberación enfatizan la justicia social y temporal  en detrimento del evangelio eterno (Apoc. 14:6).

Elegir uno de estos modelos de grupos pequeños  y simplemente vaciarlos de su propósito antagónico a la fe adventista puede no generar los efectos deseados. Además es importante observar que estas y otras modalidades de grupos pequeños tienden  a un modelo congregacionalista de organización eclesiástica, y esto sí que es muy lejano a la organización representativa de la iglesia adventista.

Propósito de los Grupos Pequeños adventistas
Si el reavivamiento es la “mayor y más urgente de todas las necesidades”  los Grupos Pequeños deben ser Centros de Reavivamientos de la iglesia; si por otro lado, si la misión de la iglesia es la de predicar el evangelio en cumplimiento de la gran comisión dada por Cristo, los Grupos Pequeños deber ser Agencias Misionerasde la iglesia.
De este modo la búsqueda de  una identidad para los Grupos Pequeños adventistas converge en los conceptos de REAVIVAMIENTO Y EVANGELIZACIÓN.

Sea cual fuere la estrategia adoptada, la Iglesia Adventista del Séptimo Día tendrían un renovado vigor si cada una de sus congregaciones  se organizase en Grupos Pequeños , y si cada uno de ellos fuese un genuino centro de reavivamiento y una autentica agencia misionera.

Estructura adventista de los Grupos Pequeños


1.   Coordinador Distrital:
a.   Es el pastor distrital y responsable del buen funcionamiento y desarrollo de todos los Grupos Pequeños que comprenden el distrito misionero.
b.   Capacita y entrena en las Escuelas de Líderes de Grupos Pequeños (ELiGP).
c.    Promueve la preparación de líderes y multiplicación de Grupos Pequeños en fechas aconsejadas por el campo.

2.   Coordinador Local:
a.     Apoyar el trabajo de los GPs en la iglesia local.
b.     Trabajar armoniosamente y coordinadamente bajo el liderazgo del pastor distrital.
c.     Proveer los materiales para los líderes.
d.     Ayudar en la organización de las reuniones de líderes.
e.     Dirigir las reuniones de líderes en ausencia del pastor.
f.      Trabajar en armonía con el pastor, ancianos y director de ministerio personal.
g.     Promover reuniones generales para testificar, motivar y confraternizar.
h.     Dirigir la Comisión de GPs en la iglesia
i.      Velar por que los líderes de grupos pequeños tengan sus informes a tiempo.
j.      Servir de nexo entre la Junta de Iglesia y los Grupos Pequeños.
k.     Su esfera de acción está al nivel de la iglesia.
l.       Apoyar al pastor del distrito en la coordinación del trabajo con todos los coordinadores de GPs de las otras iglesias del distrito.

3.   Supervisores locales:
a.     Ejercer su liderazgohasta tres líderes de GPs.
b.     Orientar, apoyar a los líderes que está bajo su responsabilidad, a fin de que se mantengan motivados, trabajen y los objetivos del GP sean alcanzados.
c.     Visitar semanalmente los GPs que están a su cargo.

4.   Ministerio Personal:
a.     Llevar a cabo el cumplimiento y desarrollo del Programa Anual Misionero en los grupos pequeños y en la iglesia para aquellos no involucrados en algún grupo aún.
b.     Consolidar los frentes misioneros en los GPs y en la iglesia
c.     Promocionar y supervisar las actividades de los supervisores.
d.     Supervisar el cumplimiento del programa de visitación y evaluación en la reunión de los viernes.
e.     Lograr que los planes evangelísticos tengan como eje base a los GPs para su ejecución.
f.      Tener actualizado la información de GPs
g.     Ayudar al monitoreo del uso y distribución de los materiales.
h.     Incentivar la asistencia de los líderes al ELiGP (Escuela de líderes de GPs)

5.    Líder de Grupos Pequeños:
a.     Discipular a cada miembro de su grupo pequeño
b.     Dirigir la reunión semanal y el estudio de la Biblia en el GP.
c.     Llevar al grupo a participar del evangelismo.
d.     Visitar a los que no asisten para ayudarlos.
e.     Orar diariamente por su GP.
f.      Dialogar cada semana con el asociado y el anfitrión.
g.     Asistir a la escuela de líderes de GPs.
h.     Alcanzar los objetivos generales del grupo, con su agenda de trabajo                                                     y con el crecimiento en amor y unidad.
i.      Identificar capacidades y dones en los otros y encontrar maneras de usarlos en el ministerio del grupo o en coordinación con otros grupos, donde haya hermanos con dones similares.
j.      Administrar los conflictos en el seno del grupo
k.     Mantener vivo, en la mente de los miembros, el objetivo del crecimiento.
l.       Entrenar al asociado para estar listo a asumir el liderazgo de un nuevo grupo.
m.   Multiplicar su grupo pequeño por lo menos cada año.


Conclusion
De esta forma, todas las esferas administrativas estarán involucradas con los Grupos Pequeños.  Esto facilitará la asimilación, comprensión y práctica de los pastores, líderes y miembros junto a las congregaciones.
Sea cual fuere la estrategia adoptada, la Iglesia Adventista del Séptimo Día tendrían un renovado vigor si cada una de sus congregaciones  se organizase en Grupos Pequeños , y si cada uno de ellos fuese un genuino centro de reavivamiento y una autentica agencia misionera.



TEXTOS PARA ESTUDIO
·         GRUPO ROJO

GRUPOS PEQUEÑOS: DISCIPULANDO LÍDERES Y MULTIPLICANDO GRUPOS PEQUEÑOS
Juan 4:35
Introducción:
En Palestina los cereales se siembran en otoño y se cosechan en primavera.  Siendo que la cosecha de cereales en regiones como Sicar se efectuaba en abril o mayo, este incidente probablemente ocurrió en diciembre o enero.[9]
Cuando Jesús dice a sus discípulos que los campos estaban maduros, realmente les causo espanto, porque lo que se podía ver era los aldeanos caminando a través de un campo aun verde.  A pesar de todo, el maestro estaba hablando de otro campo, un campo de almas fértiles que estaban listos para la cosecha. El testimonio de una mujer alcanzada por la paz del cielo fue suficiente para desencadenar en los dos días siguientes una abundante cosecha espiritual. De manera que en este pasaje se presentan dos cosas.
1.    El recuerdo de una oportunidad.
2.    El recuerdo de un desafío.
La buena noticia es que las palabras de Jesús se aplican fuertemente a nuestros días, pues hoy estamos viendo la mayor cosecha de almas en la historia cristiana. La mala noticia es que buena parte de la cosecha no fue hecha o se acaba malogrando por falta de trabajadores.
En las palabras de Joel Comiskey el problema es que: “corremos el riesgo de perder una de las mayores cosechas de almas de la historia por simple falta de trabajadores. Iglesias que no tienen ningún plan para formar líderes con visión y que por omisión pierden la cosecha” [10]
No podemos realizar la cosecha solos. Necesitamos de ayuda, necesitamos de preparar líderes para la cosecha. ¡Lo curioso es que los grupos pequeños no son la respuesta!
Grupos pequeños vienen y van; ellos surgen y desaparecen. A menos que los miembros de los grupos se conviertan en líderes de grupos pequeños, pocos frutos duraderos van a permanecer
 El movimiento de grupos pequeños no está basado en las reuniones y encuentros, sino en el liderazgo. Grupos pequeños vienen y van, pero el líder permanece. La respuesta está en el líder.
“El factor determinante para que una iglesia desarrolle un impacto mayor, no es su ministerio pastoral o un determinado modelo ministerial, sino el desarrollo de liderazgo” [11]
Principios que determinan la multiplicación – crecimiento de los GRUPOS PEQUEÑOS
·         El primer principio para experimentar multiplicación es ampliar la visión y entender que los GPs no son más un programa de la iglesia, si no el principal ambiente donde discipulamos líderes que pastorean los miembros. Sin este departamento, el liderazgo no priorizará el ministerio de GPs y, por consiguiente continuará plantando apenas para cosechas de corto plazo.
o   Una vez un amigo fue a visitar un famoso hacendero conocido por sus plantaciones. El dueño amaba la extensión que había plantado y conocía los nombres de cada planta. Le mostro algunos brotes que demorarían veinte y cinco años para crecer. Él tenía casi setenta y cinco años. Jamás vería la belleza de esas plantas. Curioso el amigo pregunto: “¿por qué insiste en plantar estos brotes, siendo que nunca los vera llegar a su madurez?” El hacendero respondió: “yo no los veré, pero alguien los vera”. La lección es clara, como líderes necesitamos  decidir si el trabajo que hacemos en nuestro ministerio es apenas para el momento, o para la posteridad. Solamente cuando formamos líderes, tenemos la seguridad de que nuestro ministerio va más allá de nosotros mismos. “Cuando máslíderes de iglesia tenga, mas Discípulos ella tendrá” John C. Maxwell.
·         El Segundo principio es desarrollar un plan para discipulado de líderes.

o   Existen las más variadas estrategias. Desde formar un líder en 4 semanas, o entrenarlo por cerca de 2 años en una escuela de líderes;
o   El mejor principio es aliar el discipulado con dos elementos: Cognoscitivo y relacional;
o   Un GP prototipo de líderes en potencia puede ser un buen ambiente donde el proceso transformacional del liderazgo ocurre. Por algunas razones:
§  Ocurre dentro del ambiente de un grupo (prototipo), también llamado de discipulado relacional. Potencializa la formación de líderes.
§  Promueve aceptación
§  Integridad en los relacionamientos, confianza.
§  Busca una transformación real, y no una simple aceptación cognoscitiva.
·         El tercer principio tiene que ver con la vida espiritual del líder. La relación entre multiplicación y el tiempo que el líder invierte con Dios es clara. Es necesario invertir en la espiritualidad del líder. El líder que toma tiempo para orar diariamente por los miembros de su Grupo Pequeño tiene más probabilidades de experimentar la multiplicación. “La oración es ordenada por el cielo como medio de alcanzar éxito en el conflicto con el pecado y en el desarrollo del carácter cristiano. Las influencias divinas que vienen en respuesta a la oración de fe producirán en el alma del suplicante todo lo que el pleitea” [12]
·         En este caso, retiros espirituales en períodos específicos, ayunos y vigilias con líderes de GPs, vislumbrando el desarrollo del hábito de la comunión diaria con Dios y la consagración personal es algo fundamental para los que anhelan multiplicar grupos pequeños.
·         El cuarto principio está relacionado con programas de incentivo en el desarrollo del liderazgo. Líderes que les gusta los desafíos y la superación. Un programa que los ayude a crecer en su liderazgo de un nivel para otro puede bien saludable. En la DSA existe un programa que vislumbra atender esta necesidad con una tarjeta de liderazgo, en que el líder puede alcanzar 3 niveles:
o   Líder
o   Líder Plus
o   Líder Prime
·         El quinto principio es ayudar a cada grupo pequeño a tener su propio plan de crecimiento que incluya actividades espirituales, de evangelismo y sociabilización. Las actividades del plan deben ser evaluadas por el líder semanalmente y por el coordinador en las reuniones semanales o quincenales. Entre las principales actividades evangelísticas que el GP puede desarrollar esta: La oración Intercesora, semana santa, parejas misioneras, programas sociales para atraer amigos (aniversarios, reunión para comer juntos, etc.) clases bíblicas fuera de la reunión regular o evangelismo de fin de semana o en un periodo especifico)
·         El sexto principio es establecer blancos y una fecha para la multiplicación. Líderes de grupos pequeños que establecen fechas específicas para traer a la vida un nuevo grupo pequeño, esto ha ayudado en la multiplicación más que si no tuvieran blancos.
·         El séptimo principio está directamente relacionado al líder de grupo pequeño. El debe ser un mentor de un nuevo líder. El líder de grupo pequeño debe tener en mente que para multiplicar, él debe preparar un nuevo líder. Ese discípulo aprenderá con el la vida en comunidad para liderar el nuevo grupo pequeño. Por tanto, el debe entrenarlo de manera informal en conversaciones, caminatas, paseos, como también de manera formal conduciendo su aprendiz a la reunión de manutención. (encuentro semanal o quincenal de líderes y coordinadores).

Conclusión:
Del punto de vista práctico, el grupo pequeño se debe multiplicar para mantener su eficacia. Un grupo saludable se debe multiplicar por lo menos una vez por año. Sin embargo, vale señalar que el grupo se puede multiplicar cuantas veces fuere necesario, dependiendo de la salud y no del número de miembros.

MANUTENCIÓN DE GRUPOS PEQUEÑOS

  Liderazgo Capacitador
El liderazgo es esencial para que los grupos pequeños puedan tener éxito en la iglesia. Si queremos ver muchas personas a los pies de Jesús, tenemos que construir un liderazgo fuerte y con visión. Jesús fue quien mejor encarnó este ideal, transformando a sus discípulos en maestros de multitudes que cambiaron para siempre la historia del mundo. Todo maestro es un líder, por lo tanto, Jesús estaba formando líderes. En el plan de grupos pequeños, nada tiene tanta importancia como el hecho de formar permanentemente nuevos líderes. A decir verdad, el enfoque del pastor no debe ser el de empezar nuevos grupos sino en el de capacitar a un número mayor de líderes, porque de esta manera aseguramos el surgimiento de nuevos grupos.
Por tanto, si queremos mantener nuestros grupos pequeños funcionando y creciendo, es fundamental invertir en liderazgo. Eso requiere que el Pr. distrital mantenga la reunión regular de capacitación de sus líderes, supervisores y coordinadores. Además de eso, los retiros espirituales y festivales promovidos a nivel de campo local son de primordial importancia.

Pastores experimentando la vivencia de un Grupo Pequeño
En cierta oportunidad un líder de grupo pequeño me hizo la siguiente pregunta: ¿Usted como pastor y/o departamental tiene su grupo pequeño?
Esta pregunta nos llama a reflexión a todos los líderes en todos los niveles organizacionales, pastores distritales, departamentales, administradores y demás obreros de los campos.
Alguien dijo: “Las acciones hablan más fuerte que las palabras”. Los miembros de iglesia necesitan y quieren ver un ejemplo de parte de los líderes mayores, sobre el liderazgo de los grupos pequeños. Infelizmente, muchos de los pastores que capacitan, hablan o escriben sobre grupos pequeños, no viven ni han vivido la experiencia  de lo que hablan o escriben. Esto les priva de autoridad moral para entrenar e inspirar hacia algo que ellos nunca hicieron ni están haciendo.
Aunque la hermandad generalmente guarda silencio y no se queja ni reclama al respecto, sí lo percibe claramente y es influida negativamente por la falta de buen ejemplo de los pastores y misioneros.

         A pesar de los muchos viajes que los departamentales y administradores  realizan, la orientación que la iglesia como organización nos da a todos, es que cada uno de nosotros, sea parte de un grupo pequeño, juntamente con su familia y estar presente cuando el itinerario lo permita.

Fórums a nivel de DSA, Unión  y Campos

No hay duda de que la visión en relación a los grupos pequeños solo será mantenida y ampliada en el nivel de organización, tuviéramos fórums o simposios que nos permitan leer, discutir y profundizar el conocimiento sobre el asunto.
La recomendación es que lo mismo ocurran en nivel de campo, unión y división, dentro de un plan a medio plazo, involucrando todos los pastores distritales, capellanes, departamentales y administradores.
Otro detalle importante también es la publicación periódica de libros sobre el tema. Necesitamos continuar investigando y escribiendo sobre ese asunto, para ampliar la visión adventista sobre el mismo. La lectura y discusión de estos libros entre los pastores, líderes y miembros de las iglesias es esencial para el proceso.

Excesiva programación a nivel de unión, campos e  iglesia
         La División recientemente hizo una reducción bastante significativa en el calendario oficial de la iglesia. Necesitamos que en el nivel de unión, campos e iglesias sea mantenido el mismo consejo, al elaborar el calendario, a fin de que la manutención y desarrollo de los grupos pequeños no sean sofocados por el exceso de eventos.
Los múltiples programas y actividades, pueden cansar y frustrar a los líderes y miembros de los grupos pequeños.
Es posible que  los recursos puedan invertirse  mejor en la implantación de pocos procesos sistemáticos permanentes  y progresivos, para hacer evangelismo y discipulado en los grupos pequeños, que produzcan un crecimiento integral exponencial.



Propuesta del Grupo
Escriban abajo cual es la propuesta del grupo al respecto del tema estudiado para ser presentado en el panel para todos los participantes.
 Intenten responder las siguientes preguntas a través de la propuesta:
1.    ¿Porque  es importante multiplicar los GP?
2.    ¿Cuáles son los pasos para que la multiplicación ocurra?
3.    ¿Qué podemos hacer como dirigentes y líderes, para experimentar la realidad de la multiplicación de los GP?
4.    ¿Cuál es la propuesta recomendada por los administradores y líderes en relación a la manutención de nuestros grupos pequeños?

 TEXTOS PARA ESTUDIO
·         GRUPO VERDE

TOCANDO LA ESENCIA DE LOS GRUPOS PEQUEÑOS
1.           El adventismo y la reunión social

A. Origen y propósito de las reuniones sociales.
La reunión social en los comienzos del adventismo era muy similar a la reunión de clase metodista. Servía para satisfacer las necesidades relacionales de quienes asistían a ella. Era un momento cuando la gente se sentía segura para compartir sus problemas personales y espirituales, buscando la ayuda de los demás, al saber que no serían condenados, sino que recibirían edificación mutua. No era un estudio bíblico cognoscitivo, sino un tiempo dedicado a fortalecer el vínculo relacional entre los miembros. El estudio bíblico práctico de la Biblia era esencial para tal objetivo.
La reunión social adquirió la forma de testimonios, ya que los creyentes compartían sus luchas y sus victorias en la vida cristiana. Esto podemos verlo en la siguiente declaración de Urías Smith:
“Una reunión caracterizada por testimonios vivos que alentaban el alma, ojos radiantes, voces de alabanza, exhortaciones serias y conmovedoras y a menudo lágrimas; escenas en las que la fe y el amor se encendían nuevamente”.[1]
Otra vislumbre de esto en las palabras de Jaime White: “Las reuniones sociales estaban marcadas con gran solemnidad. Los pecados eran confesados con lágrimas y había una apertura generalizada delante de Dios, poderosas súplicas pidiendo perdón y una disposición para encontrarse con el Señor en su venida”.[2]
Los elementos comunes en las reuniones sociales eran la oración, el testimonio, las palabras de ánimo, el canto y el estudio aplicativo de la Biblia. O sea, actividades de carácter relacional, algo muy parecido al programa de un Grupo pequeño hoy.

B. Importancia de tales reuniones:
La reunión social era una parte tan vital de la vida para los primeros adventistas que muchas veces era la única reunión religiosa a la que asistían. De hecho, estas reuniones parecen haber sido más importantes para los primeros creyentes que el servicio de predicación, el cual era  frecuentemente omitido, pues las primeras iglesias no tenían pastores regulares, pero la reunión social nunca se dejaba de lado.
Un par de ejemplos de lo anterior se revela en las cartas enviadas a la Review por miembros que describen la vida de su iglesia en sábado:
“Cada sábado nos reunimos para orar y para la reunión social".[3]
“El sábado de mañana lo dedicamos a la reunión social, a la Escuela Sabática y a la clase bíblica”.[4]
Los primeros adventistas consideraban un “deber bíblico” asistir regularmente a la reunión social. Si una persona se ausentaba deliberadamente de ella se juzgaba que requería ayuda espiritual.
La práctica de celebrar reuniones sociales continuó incluso hasta después de la organización de la iglesia. Los primeros adventistas lamentaban el hecho de que la iglesia de Battle Creek, en las oficinas centrales de la organización, la iglesia más grande del adventismo, estuviese perdiendo muchas bendiciones porque se fiaban de los sermones de los predicadores y no de las reuniones sociales para mantener su vida espiritual:
“La iglesia de Battle Creek necesita a estos predicadores menos que cualquier iglesia del Estado, por el hecho de que tiene más miembros activos que ninguna otra iglesia del Estado, muchos de ellos con vasta experiencia y juicio cabal. A veces les predicamos, pero luego de hacerlo creemos que habría sido mejor una reunión social. Y suele ocurrir que, cuando regresamos de pasar un sábado con alguna otra iglesia, nos cuentan que los hermanos disfrutaron de una reunión excelente, la mejor en varios sábados. Ahora bien, ¿de qué sirve que los predicadores nos pongamos en el medio del camino de estos miembros experimentados y activos?".[5]
¿Puede imaginarse a los miembros de iglesia diciendo que la pasaron mejor sin un predicador que con uno? Incluso los predicadores se daban cuenta de que estaban en el medio del camino cuando ocupaban el púlpito el sábado de mañana.
Elena de White y las reuniones sociales.
a.  Importancia que EGW concedía a esas reuniones:
Las reuniones sociales eran una parte tan vital del adventismo que Elena de White constantemente le aconsejaba a la iglesia. De hecho, incluso llegó a declarar que un cristiano es alguien que está activo en las reuniones sociales, indicando en consecuencia que quien no asiste a las reuniones sociales no es cristiano.
“Ser cristiano es ser un hombre semejante a Cristo, una mujer semejante a Cristo, es ser activo en el servicio de Dios, es estar presente en la reunión de oración, animando a otros también con nuestra presencia”.[6]
“... y que todo el que mencione el nombre de Cristo tenga un testimonio para dar en la reunión social”.[7]
Incluso Elena de White sugería que, en algunas ocasiones, sería mejor que la iglesia deje de lado el servicio de predicación y que realice sólo la reunión social.
“Estas reuniones sociales hacen más que la predicación para madurar la obra”.[8]
  1. La conducción de reuniones sociales como parte de las tareas de un ministro:
“Nuestra reunión campestre debería ser como una escuela de preparación para nuestros ministros más jóvenes. Aquí está el verdadero lugar para que se eduquen a fin de que sea la mejor forma de trabajar. Debieran aprender que todo su deber no consiste en predicar. Necesitan saber cómo conducir reuniones sociales en forma sabia, cómo enseñarle a trabajar a la gente, para que no haya ociosos en la viña del Señor. Si bien la predicación es uno de los instrumentos de Dios, existen otros medios que deben ser puestos en funcionamiento para preparar el camino del Señor. Debe hacérsele sentir a la iglesia su responsabilidad antes de que el Señor reavive su obra”.[9]
Note que Elena de White asociaba la conducción de las reuniones sociales con la preparación del pueblo de Dios para trabajar para él. En otras palabras, la actividad misionera surgía de la participación relacional que se daba en la reunión social.
c.La reunión social como fuente de edificación mutua de los creyentes:
“¿Cuál es el objeto que se tiene al reunirse? ¿Es para informar a Dios, instruirle, diciéndole en oración todo lo que sabemos? Nos reunimos para edificarnos unos a otros mediante el intercambio de pensamientos y sentimientos, para obtener fuerza, luz y valor al conocer mejor nuestras esperanzas y aspiraciones mutuas; y al elevar con fe nuestras oraciones fervientes y sentidas, recibimos refrigerio y vigor de la Fuente de nuestra fuerza”.[10]
Lamentablemente, después de la muerte de Elena de White en 1915, las reuniones sociales gradualmente se debilitaron y fueron reemplazadas por la reunión de oración. Con el tiempo, las iglesias adventistas comenzaron a imitar los servicios de otras iglesias protestantes. De modo que las reuniones de oración degeneraron. En vez de ser un momento en que la gente pueda orar y compartir testimonios, se convirtió en otra oportunidad para que el pastor predique o dé un estudio bíblico cognoscitivo, seguido de momentos de oración. El elemento relacional se perdió completamente en la mayoría de las iglesias.

2.  El Grupo pequeño relacional:
A. El significado de GP relacional hoy:
Tal vez el término Grupo pequeñorelacional todavía no suene, para muchos, con un timbre certero, dando el verdadero sentido de lo que realmente significa. Vale la pena recordar la definición que el 2º Fórum de Grupos pequeños de la DSA da sobre el asunto: “Que el término grupo relacional no sea entendido como una reunión social de poco o ningún contenido bíblico, sino como un grupo de personas que se reúnen para estudiar la Biblia, procurando el crecimiento espiritual y la conquista de personas para Cristo. El Grupo pequeño no sea solo un grupo social ni exclusivamente evangelístico. Debe haber equilibrio entre esos dos énfasis. Por otra parte, el estudio de la Biblia, doctrinario o no, debe ser presentado de modo relevante y pertinente, dirigido a atender las necesidades de las personas. Los interesados que frecuentan los grupos pequeños deben ser incluidos en una clase bíblica y recibir personalmente una serie de estudios bíblicos como parte de su preparación para el bautismo”.[11]

B. Correcta comprensión del término Grupo pequeño relacional:
Hoy, más que nunca, la Iglesia Adventista en el territorio de la División Sudamericana, tiene bien claro lo que se pretende y lo que no se pretende con respecto a los Grupos pequeños. El pastor Erton Köhler sabe, con claridad, sintetizar este sentimiento al decir: “No buscamos un Grupo pequeño carismático o contemplativo ni solo un encuentro de amigos. No buscamos iglesias en los hogares mucho menos iglesias sin estructuras, basadas en células. No pretendemos desviar el foco del mensaje a las relaciones. No buscamos clases bíblicas en las casas ni un programa temporario, fruto de promociones especiales. No buscamos un grupo que viva solo de acuerdo con la motivación, la visión o el contenido de su líder. Buscamos un Grupo pequeño en el cual se desarrolle el amor mutuo, por Dios y por su Palabra y donde la estructura de la iglesia encuentre el mejor lugar para desarrollar sus actividades”.
Pensamos en un Grupo pequeño que no cierre las puertas de la iglesia para llevarlos a los hogares, sino que use la convivencia en los hogares para fortalecer la asistencia a la iglesia; un Grupo pequeño que sea relacional en la forma dinámica de estudiar la Biblia y aplicarla a la vida y las necesidades personales”.[12]

C. Los grupos pequeños relacionados con la identidad adventista:
Como dice el pastor Jolivê, “la visión moderna de la Iglesia Adventista sobre losGrupos pequeños concuerda con la función que ejercieron las reuniones en los hogares en el período bíblico, y también en la fase embrionaria del movimiento adventista”.[13]
Cuando recordamos nuestros orígenes quedamos impresionados como “los pioneros estaban preocupados en edificar una iglesia que también fuese bíblica en la práctica. En otras palabras, procuraron edificar una iglesia basada en enseñanzas correctas, pero que también estuviera en armonía con la práctica y organización del Nuevo Testamento”.[14]
Hablando sobre la práctica de la iglesia primitiva Bill Bonahue afirma que losGrupos pequeños eran estructuras, “lo suficientemente pequeñas para permitir que los miembros individuales ministrasen unos a los otros, usando su dones espirituales, y siendo discipulados en las enseñanzas de Cristo. Además de eso, eran comunidades dinámicas y vibrantes donde se podía realizar evangelismo en cuanto las personas de afuera observaran una comunidad amorosa actuando con compasión. Los Grupos pequeños no solo edificaban a la iglesia sino también eran vehículos para alcanzar un mundo perdido para Cristo”.[15]
En cierta forma, la práctica de Grupos pequeños relacionales es un rescate histórico de nuestra identidad denominacional. Como dice Russell Burrill “como adventistas entendemos que Dios nos llamó para ayudar a restaurar a las personas a la imagen de Dios. Esta restauración debe suceder de forma relacional, amándonos unos a otros. Eso debería colocar a los Grupos pequeños, que restauran a la comunidad, en el centro de la misión adventista. La esencia de Dios es comunidad. Y como Dios no existe solo, su pueblo tampoco puede existir solo. Por eso, Dios nos está llamando a participar de Grupos pequeños”.[16]

3.  Ambiente de cuidado mutuo:
A. Supliendo las necesidades de las personas:
Uno de los mayores desafíos que la Iglesia enfrenta hoy es cómo atender las necesidades de las personas. Dale Galloway menciona una investigación hecha en los EE.UU, y creo que los resultados no serían muy diferentes en los países de Sudamérica, en la cual 70% de las personas dijeron que la iglesia no atiende sus necesidades. Cuando se les preguntó cuáles eran esas necesidades, las seis que más se destacaron fueron: a) Creer que la vida tiene sentido y propósito. b) Tener un sentido de comunidad y de relación más profundos. c) Ser apreciado y respetado. d) Ser escuchado y escuchar. e) Crecer en la fe. f) Recibir ayuda práctica en el desarrollo de una fe madura.[17]
Investigaciones como ésta indican que necesitamos promover Grupos pequeñoscompletos, por ser capaces de lograr que las personas crezcan en todas las dimensiones. Vea como Emilio Abdala caracteriza la eficiencia de un Grupo pequeñocompleto: “Es un grupo de tres a quince personas, reunidas en un tiempo específico, con un propósito común de experimentar una transformación espiritual, desarrollar los dones espirituales, crecer en la comunión con Cristo y unos con los otros, como también llevar a otros a aceptar a Jesús como Salvador.  Un Grupo pequeño es relacional, o sea, los individuos interactúan unos con los otros dentro del grupo. La familia de Dios se integra más fácilmente en ese lugar acogedor donde los cristianos son naturalmente discipulados, entrenados y movilizados para la acción. Los Grupos pequeños completos sugieren que la persona crece en todas las dimensiones y se nutre en forma eficiente”.[18]
En el Nuevo Testamento hay cerca de cuarenta mandamientos recíprocos, más conocidos como: “unos a otros”. Consideremos algunos de estos mandamientos: a) “que os améis unos a otros” Juan 15:17; “prefiriéndoos los unos a los otros” Rom.12:10; “recibíos los unos a los otros” Rom. 15:7; “amonestaos unos a otros” Rom. 15:14; “sobrellevad los unos las cargas de los otros” Gál.6:2; “soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor” Efe. 4:2; instruíos y aconsejaos mutuamente con toda sabiduría. Cuando analizamos de cerca estos mandamientos, parecen indicar que los Grupos pequeños proveen el mejor ambiente para la práctica de “unos a los otros”.

B. Estudio práctico de la Biblia:
Creemos que es el consenso general que el estudio de la Biblia en un Grupo pequeño debe ser algo singular y placentero. Para alcanzar eso necesita ser de carácter relacional. El pastor David Cox analizó ese asunto con cuidado.  Para él, el estudio relacional de la Biblia define la necesidad de un conocimiento práctico de las enseñanzas bíblicas. El estudioso inglés presenta en su libro Piense en grande, piense en Grupos pequeños una cita de Lyman Coleman que dice: “El estudio relacional de la Biblia intenta, no solo llevar al grupo a una mejor comprensión del mensaje bíblico, sino procura animar a todos los miembros del grupo a relacionar ese pasaje con su vida personal de modo práctico y personal”.[19]
¿Observó que la mayoría, sino todas, las reuniones de la Iglesia Adventista, están basadas en dos estilos, o una combinación de dos: predicación y enseñanza? Estos dos estilos son esenciales, pero no son todo. Si queremos atender al ser humano en todas sus necesidades a través de nuestro servicio de adoración, necesitamos también ofrecer la oportunidad del estudio relacional de la Biblia.  “¿Y en qué se diferencia el estilo relacional de los demás estilos de estudios de la Biblia?  Tomemos como ejemplo la predicación y la enseñanza; las personas tienen poca participación, excepto escuchando y haciendo uno u otro comentario al profesor. En el estudio relacional el líder tiene el papel de facilitador y estimulador de la participación de todos los miembros del grupo, a semejanza del maestro de una orquesta, procura que las personas interactúen unas con las otras.

Mientras que en la enseñanza el objetivo principal es la transmisión de informaciones y en la predicación el foco principal es la inspiración de los oyentes, el estudio relacional se caracteriza en permitir que cada miembro pueda expresar su comprensión de la Biblia, sus experiencias y perspectivas con los demás miembros del Grupo pequeño”.[20]
La gran ventaja del estudio relacional es que cada persona puede expresar su comprensión en relación a lo que Dios le está hablando en ese pasaje de la Biblia, y puede, por medio del diálogo franco y abierto con los hermanos, edificar y ser edificado en Cristo. En el Grupo pequeño las personas son incentivadas a expresarse nítidamente sobre sus creencias de un modo que no sería posible a través de ningún otro método. En ese contexto vale la pena citar a Elena de White cuando afirma: “Congréguense pequeños grupos en la tarde o en la mañana temprano para estudiar la Biblia”.[21]
Está comprobado que cuando estudiamos la Biblia en forma interactiva y práctica, en un Grupo pequeño, entre pocas personas, experimentamos la edificación en la Palabra de Dios de tal manera que de otra forma no sucedería.
Conclusión
Como iglesia, nuestra tradición ha sido invertir en el desarrollo completo del ser humano. Nuestros pioneros tenían la preocupación de que el sistema de adoración adventista también diera la opción para el desarrollo social y relacional de los miembros. Por eso, ellos invirtieron tanto en las llamadas reuniones sociales. 
En aquella época ese tema ya era tan relevante, cuánto más hoy, con la presión moderna y los altos índices de estrés, depresión y otras enfermedades emocionales.
Así, los Grupos pequeños de carácter relacional, según la visión presentada, constituyen algo tan esencial para el adventismo moderno, como eran las reuniones sociales para el adventismo primitivo. ¡Avancemos!

Propuesta del Grupo
Escriban abajo cuál es la propuesta del grupo al respecto del tema estudiado para ser presentada en el panel a todos los participantes. Intenten responder las siguientes preguntas a través de la propuesta:
1.    ¿Qué entiende la IASD por Grupo pequeño relacional?
2.    ¿Por qué eso es importante para nosotros hoy como iglesia?
3.    ¿Qué podemos hacer como Dirigentes y líderes para fortalecer esa práctica en nuestro territorio?
















TEXTOS PARA ESTUDIO
·         GRUPO BLANCO

ELIGP: ESCUELA DE LÍDERES DE GRUPOS PEQUEÑOS[22]


Ser líder de Grupo Pequeño no es una tarea sencilla, usted es en potencia unpastor, y como tal tiene un líder asociado que seguirá su ejemplo y miembros que esperarán aún más. No debemos olvidar  entonces que, ser líder es un gran privilegio pero demanda una responsabilidad aún mayor.
Jeremías registra las palabras de Dios de la siguiente manera: “y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia” (Jer. 3:15), pastores con ciencia y con inteligencia, es decir con preparación. Se necesita líderes preparados.
Jonas Arrais menciona, “Es esencial que cada uno de nosotros desarrolle un deseo por aprender que dure toda la vida, acoplado con la humildad que nos hará anhelar ser mejores líderes.”[23]
Jamás podremos pastorear o liderar de manera efectiva un rebaño, un Grupo Pequeño, a menos que estemos preparados. ¿Recuerdas la parábola de las diez vírgenes? ¿Por qué cinco de ellas entraron a la boda con su señor y otras cinco no? Simple como parezca, por su preparación. El texto dice: “Y mientras fueron a comprar, llegó el novio, y las que estaban preparadas, entraron con él a la boda. Y se cerró la puerta” (Mt. 25:10).
Si como líder,  entiendo la magnitud de mi labor como responsable directo de mi pequeño grupo, mi pequeño rebaño, buscaré prepararme para ser un líder al agrado de Dios y el lugar propicio para ello: La Escuela de Líderes de Grupos Pequeños (ELiGP).
Entonces, como líderes de Grupos Pequeños preparémonos. ¡Vayamos a la escuela…!


ELiGP: ¿Qué es?

Como su mismo nombre lo indica, es una escuela de liderazgo y discipulado; un lugar de aprendizaje diseñado para Coordinadores, Supervisores, Líderes y Líderes Asociados de Grupos Pequeños, en ejercicio, o aspirantes en toda la Unión Peruana del Sur.

Entendiendo la necesidad de preparación para liderar un Grupo Pequeño, el consejo para el pastor distrital es: “Realizar un Grupo pequeño prototipo con líderes”[24]para capacitarlos. En otras palabras, esta escuela es un centro de aprendizaje y entrenamiento de líderes de Grupos Pequeños.Será un modelo ideal de Grupo Pequeño para los Grupos Pequeños de iglesias y congregaciones. Cada integrante de la escuela es un líder en potencia en su Grupo Pequeño.

Siguiendo el ejemplo de Jesús
Jesús mismo al realizar su ministerio en su primer advenimiento hizo eso. Jesús llamó para formar discípulos.[25] La meta de la comisión evangélica es continuar la obra que comenzó  Jesús siguiendo la misma estrategia. ¡Hacer discípulos! ¡Enseñarles! Capacitarlos para reproducir sus vidas y su fe en las vidas de otros por los cuales trabajan.[26]
Mateo 28:19, detalla la “gran comisión”, y se observa al menos cuatro órdenes: (1) Vayan y (2) hagan discípulos, luego a esos discípulos (3) bautícenlos y finalmente (4) enséñenles.[27] Hacer discípulos antes de bautizarlos y después de bautizarles seguir enseñándoles. Ese es el plan. Esta escuela seguirá el ministerio de Cristo.

La mensajera de Dios diría: “Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente.”[28]

Objetivos

1.    Formar un Grupo Pequeño prototipo con líderes
2.    Entrenar líderes de Grupos Pequeños.
3.    Constituir líderes mentores de Grupos Pequeños
4.    Efectivizar el relacionamiento y el evangelismo del Grupo Pequeño
5.    Propiciar la multiplicación saludable del Grupo Pequeño


ELiGP: ¿Quiénes participan?

La Escuela de Líderes de Grupos Pequeños, como tal, necesita tres elementos importantes: (1) maestros o entrenadores, (2) alumnos y (3) un plan de estudio. No se puede hablar de escuela si prescindimos de alguno de estos elementos.

Maestros
Si de maestros se habla debemos hablar del “modelo perfecto: Cristo, el Maestro. El ser humano tiene la responsabilidad de acercarse a Jesucristo mediante la oración y la devoción personal. El efecto será que el Espíritu Santo irá haciendo que tornará en mejores personas, y a la larga, mejores maestros”.[29]
En la Escuela de Líderes de Grupos Pequeños, un maestro es alguien entendido en determinado tema(s). A los maestros podemos llamarlos “entrenadores”; ellos a la vez, se clasifican en:

1.    Entrenador principal:Pastor distrital
2.    Entrenador auxiliar: Líder de Grupo Pequeño
3.    Entrenadores permanentes: Presidente, Secretario, Tesorero, Departamentales y pastores distritales de la Misión del Oriente Peruano.
4.    Entrenadores invitados: Presidente, Secretario, Tesorero y departamental de Ministerio Personal de la Unión Peruana del Sur
5.    Entrenadores internacionales: DSA y AG de la IASD.

A continuación los detalles, por su condición y función:

Entrenador principal
Elena G. de White diría: “Cristo quiere que sus ministros sean educadores,  de la iglesia en la obra evangélica”.[30] Por su labor de líder y responsable del distrito misionero, el pastor debe ejercer la enseñanza o el entrenamiento de cada uno de sus líderes. Además de ser pastor, por su preparación teológica  de años en la universidad, es un individuo con la suficiente preparación para “dar un pasto fresco y bueno a sus ovejas”. Es por ello que el pastor distrital se convierte en el “entrenador principal” de la escuela.

Entrenador auxiliar
Los“pastores no deben hacer la obra que pertenece a la iglesia, cansándose ellos mismos, e impidiendo que otros desempeñen su deber. Deben enseñar a los miembros a trabajar en la iglesia y la comunidad”.[31]
Un líder de Grupo Pequeño es un buen candidato para actuar como “entrenador auxiliar” en el ELiGP.
“Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero”.[32] En el proceso de su formación en el ELiGP, por su desempeño y avance, el entrenador principal (pastor distrital), le puede conceder algunas actividades propias de la escuela como parte de su formación hará prácticas de maestro en el ELiGP.

Entrenadores permanentes
Todo pastor adventista es un maestro  de por sí. No obstante, en el ELiGP, es considerado invitado si no pertenece al distrito local. En ese sentido es invitado.
Sin duda, ser maestro es más que un privilegio. Y como Miguel Ángel Núñez podríamos decir: “Ser maestro es un privilegio, saberlo es ser sabio”.[33]

Entrenadores invitados
Como nuestros líderes, los administradores de la Unión Peruana del Sur, así como el departamental de Ministerio Personal pueden actuar en nuestras escuelas como entrenadores invitados.

Entrenadores internacionales
En definitiva, así como los líderes de nuestra unión, los líderes de la DSA y la AG pueden actuar como entrenadores internacionales.


Alumnos
La palabra alumno, o discípulo está ligada a disciplina. Un discípulo es alguien que sigue la disciplina  enseñada por su maestro. Alguien que se apega por completo a su maestro[34] o entranador.

Mas, en el contexto del ELiGP, es preciso destacar que los alumnos aprenden de las verdades bíblicas de “maestros”, por su preparación. En los ELiGPs, existen, por su responsabilidad una clasificación especial de alumnos:

Alumnos
Al iniciar el mes de noviembre (cuando ya se ha finalizado el proceso de nuevos oficiales de la iglesia), el pastor distrital tendrá en lista los nuevos líderes de los Grupos Pequeños. Y se abrirá las matrículas a la Escuela de Pastores de Grupos Pequeños. Los alumnos matriculados son:

Coordinador de Grupos Pequeños
Es el primer anciano de la iglesia local o el director de la congregación. Es alguien que gusta, se goza del ministerio de los Grupos Pequeños como base del esfuerzo cristiano y es parte de un Grupo Pequeño como líder. Como anciano o director de congregación es el llamado a ser alumno del ELiGP.

Supervisor de Grupos Pequeños
Son los demás ancianos o el director de congregación, quienes ejercen liderazgo sobre tres o cinco Grupos Pequeños visitándolos semanalmente. Como supervisores de los Grupos Pequeños son los llamados a ser parte del ELiGP.

Director de Ministerio Personal y asociado
Como líderes de Ministerios Personales, encargados de integrar los ministerios y llevarlos al cumplimiento de la misión, tienen la responsabilidad de pertenecer al ELiGP.

Líder de Grupo Pequeño
Son los que la iglesia en pleno ha aprobado. Ellos lideran un Grupo Pequeño, lo hacen también en la Escuela Sabática, Sociedad de Jóvenes, los días viernes en casas, y en las actividades diversas que se haya planificado.

Líder asociado de Grupo Pequeño
Son los que la iglesia en pleno ha aprobado, o el líder de Grupo Pequeño lo ha visto con cualidades para liderar un posible segundo Grupo Pequeño (en realidad esa es la meta final).

Aspirantes a Líder de Grupo Pequeño
Son los que sienten el llamado de Dios a liderar o a prepararse para una misión importante. Ellos pueden tener cargo o no.



Plan de Estudio

Liderazgo y discipulado. Cuando el pastor distrital sabe quiénes serán sus alumnos en el ELiGP, de acuerdo a sus necesidades, debe buscar suplirlas a través de los cursos o materias.
Si en el distrito los líderes de Grupos Pequeños carecen de liderazgo, debo considerar ese detalle, si no saben hacer sermones debo considerar un curso de homilética por ejemplo.
Recuerden, que los cursos se escogerán y planifican de acuerdo con las necesidades de los alumnos. No se enseña lo que a los entrenadores les gusta sino lo que necesitan los alumnos: Liderazgo y Discipulado

¿Cómo se va a enseñar? Los métodos. Va a depender de la creatividad del maestro. Hay muchas maneras, pero como maestro debo elegir la que sea de acuerdo a mis alumnos, y al lugar. Hay varias formas, pero como entrenador debes estar preparado con tu tema de la mejor manera y para enseñar de la misma forma. Cada maestro domina su estilo, eso se respeta, pero debemos tener en cuenta muy bien el tipo de alumnos, curso y el lugar.

¿Cómo se va a evaluar? Este asunto es muy importante. La evaluación mostrará el avanece de los alumnos. Teórica y práctica: Semanal, mensual y al final de cada fase:

·         90% de asistencia
·         Exámenes teóricos
·         Examen práctico
·         Registro firmado por el pastor distrital

¿Cuánto tiempo va a demorar lo que se va a enseñar? El tiempo. Las escuelas de líderes tendrán una duración de un año divididos en tres fases:

a.     FASE I     : Líder de Grupo Pequeño (14 semanas)
b.     FASE II   : Líder Plus de Grupo Pequeño (12 semanas)
c.     FASE III : Líder Prime de Grupo Pequeño (12 semanas)
Importante:
Cada una de las FASES (I, II, III) tiene una serie de temas que se estudiarán en todos los ELiGPs de la Unión Peruana del Sur, esto no es opcional. No obstante, el entrenador principal o pastor distrital puede adicionar otros temas o cursos que cree que sus alumnos necesitan tal como se ha explicado.


Cargos y Responsabilidades  del ELiGP

Director del  ELiGP
Como responsable y líder designado por la Misión, el pastor distrital actúa como director del ELiGP.  Siendo el encargado de hacer el plan de trabajo de la escuela juntamente con los los coordinadores de Grupos Pequeños de las iglesias y congregaciones, con la asesoría de un profesional en educación y líderes de Grupos Pequeños.

Secretario (a) del ELiGP
Puede ser elegido en una reunión de líderes o simplemente invitado por el pastor distrital. Su función es:
a.   Llevar la relación de los alumnos
b.   Tomar la asistencia
c.    Preparar los materiales dados por los entrenadores
d.   Llevar las actas de la escuela
e.   Hacer los anuncios en la escuela.

Tesorero (a) del ELiGP
La elección puede ser de igual modo como al secretario, pero sus funciones son básicamente económicas:
a.   Encargarse de las matrículas
b.   Custodiar los fondos propios
c.    Custodiar donaciones.


Vocales del ELiGP
Acá juegan un papel importante los Coordinadores de Grupos Pequeños de las iglesias y congregaciones de iglesias. Ellos juntamente con la administración del ELiGP  planificarán las actividades, el plan de estudios  y velarán el desarrollo de la escuela.

Asesor (es) del ELiGP
En consenso pueden elegir a uno, dos o tres conocedores en pedagogía que puedan servir como apoyo en el desarrollo de la ELiGP.

Líderes de Grupos Pequeños modelos
Esta parte es importante. En la primera reunión de la Escuela de Pastores de Grupos Pequeños, el pastor distrital, nombrará a los líderes de los Grupos Pequeños modelos. Y cada líder del Grupos Pequeño modelo hará una lista de integrantes, y como si fuera un Grupo Pequeño en su iglesia, le pondrá nombre, texto, cántico, etc.

En cada reunión de la Escuela de Pastores de Grupos Pequeños, los Grupos pequeños modelos entrarán en acción.


ELiGP: ¿Cómo funcionan?

Algunos líderes de Grupos Pequeños han manifestado con frecuencia que, la mayoría de reuniones con los líderes de Grupos Pequeños y Ministerio Personal, son para pedirles informes o explicarles el plan estratégico de evangelismo, así también la agenda para la semana o el mes. Esto es bueno, pero con esa dinámica, las escuelas de líderes de Grupos Pequeños no prosperan.
Reuniones así mata a una escuela de líderes de Grupos Pequeños. Las Escuelas Líderes de Grupos Pequeños deben ser una reunión amena y muy inspiradora.
Ahora, las Escuelas de Líderes de Grupos Pequeños tienen las siguientes partes:
1.     Tema inspirador “De pastor a líder”
2.     Evaluación de líderes GP “Siempre listos”
3.     Reuniones en Grupos Pequeños Modelos “Tarea de Todos”
4.     MODULO DE LIDERAZGO Y DISCIPULADO (FASE I, II y III)
5.     Clase teológica “Líderes con Ciencia y con Inteligencia”
6.     Frase motivadora
7.     Refrigerio “Y comían juntos”

Todo esto dura dos horas y todos los alumnos deben tener un cuaderno y un fólder bien forrado.

Tema inspirador: “DE PASTOR A LÍDER”(10 minutos)
Objetivo principal: Vida devocional del líder de Grupo Pequeño.
Está a cargo del pastor distrital. La meditación debe ser enfocada al líder o pastor de Grupo Pequeño, a su vida espiritual, ese es el objetivo. ¿Quién sabe qué problemas viene atravesando el hermano? ¿Tendrá problemas en la familia, de dinero, con sus hijos, en su trabajo, etc.?
El objetivo de esta parte es mostrarle al pastor de Grupo Pequeño que es humano, y que con Cristo hay salida, y que en Cristo Jesús debe animarse y recobrar fuerzas.
Se debe terminar con oración intercesora.

Evaluación de Líderes: “SIEMPRE LISTOS” (10 minutos)
En esta sección se evaluará a través de un examen escrito lo aprendido la semana pasada, específicamente sobre los MÓDULOS DE LIDERAZGO Y DISCIPULADO. También presentan la tarea de la semana pasada resuelta en sus cuadernos.

Reuniones de Grupos Pequeños Modelos: “TAREA DE TODOS” (15 minutos)
Objetivo principal: Actividades de los líderes de Grupos Pequeños para la semana.
En esta parte iniciarán con la confraternización, llamando lista, etc, es decir como si fuera un Grupo Pequeño en la iglesia.
En esta sección, el pastor distrital reparte el boletín de la semana, repasa la agenda del mes, y reparte los materiales a cada pastor de Grupo Pequeño. Pero no solo eso, sino que en ese Grupo pequeño modelo o prototipo  hacen una práctica de qué enseñarán el viernes, y lo que promoverán en sus Grupos pequeños.
Ese Grupo Pequeño modelo o prototipo, les ayuda a practicar lo que harán en sus reuniones de Grupos Pequeños.
El líder de Grupo Pequeño que no asiste, se perderá de esa clase y no podrá enseñar conforme, en las reuniones de su Grupo Pequeño. Por supuesto, también los ancianos (coordinadores de GP y Supervisores), el director de ministerio personal.

MÓDULO DE LIDERAZGO Y DISCIPULADO (FASE I, II y III) (30 minutos)
Objetivo principal: Liderazgo y Discipulado.
En todas las Escuelas de Líderes de Grupos Pequeños (ELiGPs) se desarrollarán los módulos o fases de liderazgo y discipulado con el objetivo de no perder el foco en cuanto a Grupos Pequeños se trata.
Esta es la sección que será uniforme para toda la UPS y los temas no son opcionalespuesto a que después de un estudio delicado se ha preparado una serie de temas en tres fases que sin duda alguna serán una bendición para cada uno de los Grupos Pequeños.

Clase teológica “LÍDERES CON CIENCIA Y CON INTELIGENCIA” (30 minutos)
Objetivo principal: Preparación teológica y doctrinal del líder de Grupo Pequeño. En esta sección se estudiarán temas correlacionados.
Aquí entra a tallar en gran manera el plan de estudios. El pastor distrital debe planificar de acuerdo a la necesidad de sus alumnos. Puede enseñarse por ejemplo:
  1. Las  enseñanzas fundamentales de la IASD.
  2. Homilética.
  3. Introducción a las Sagradas Escrituras.
  4. Historia de la Iglesia
  5. Profecías de Daniel
  6. Profecías del Apocalipsis
  7. Epístolas
  8. Evangelios
  9. Escritos de Elena G. de White
  10. Etc.
Estos temas, son temas que el pastor distrital domina. Hay algunos que dicen que los hermanos no necesitan saber eso, pero creo que deben pregúntales a ellos y se darán cuenta de que ellos quisieran aprender más de lo que se les enseña.
Es importante señalar que el pastor puede delegar, no lo hacerlo todo. Deja trabajos en grupos, y tarea cada semana. Para que te lo presenten y le pongas notas o calificaciones. Eso motiva a los líderes de Grupos Pequeños.

Frase motivadora (1 minuto)
Esta la frase motivadora para finalizar el ELiGP después del himno y  la oración de despedida. Uno grita fuerte y todos repiten después de él:

¡Hoy salgo a pastorear!
¡Lleno de alegría!
¡Salgamos pues!
¡Vayamos ya!
¡A pastorear!
¡En Grupos Pequeños…!
¿Qué les parece?, también lo pueden hacer con textos de la Biblia en la misma modalidad. El objetivo principal, ir a casa bien motivado.

El refrigerio “Y comían juntos” (20 minutos)
Después de la reunión en la Escuela de Líderes de Grupos Pequeños la iglesia anfitriona debe convidar un refrigerio a todos los integrantes de la escuela, no debe ser abundante, al contrario, debe ser ligero y prescindir de la carne como fuera posible.
Es por ello que es de gran importancia que las Escuelas sean rotativas entre las iglesias del distrito. Sin en un distrito no se pueden concentrar todas las iglesias, lo pueden hacer por zonas. Recuerden, es una vez por semana.
El objetivo principal de esta sección es confraternizar y enseñar a la iglesia a ser hospitalaria y amable.

Propuesta del Grupo

Escriban abajo la propuesta sobre el tema estudiado para ser presentada en el panel a todos los participantes. Intenten responder las siguientes preguntas a través de la propuesta:

1.    ¿Qué significa el EliGP?
2.    ¿Cuáles son los objetivos?
3.    ¿Quiénes participan?
4.    ¿Cuántas partes tiene un ELiGP?
5.    ¿Cree que es necesario todo esto?


 Referencias

[1] Urías Smith, AdventReview and SabbathHerald [Revista adventista y heraldo del día de reposo] (23 de Mayo de 1865).
[2]Jaime White, Life Incidents [Incidentes de la vida], t. 1.(Battle Creek, MI: Steam Press of Seventh-day Adventist Publishing Association, 1868), p. 167.(Aquí Jaime White está hablando de las reuniones sociales durante el movimiento millerita).

[3] J. Hoffer, Advent Review and Sabbath Herald, t. 28, N° 6 (Battle Creek, MI: 2 de Julio de 1861).
[4]Brother Holiday, Advent Review and Sabbath Herald, t. 28,N° 5 (Battle Creek, MI: 2 de Julio de 1861).
[5]Advent Review and Sabbath Herald, t. 20, N° 8 (22 de Julio de 1862),p. 60.
[6] Elena G. de White, Carta 7, 1883 (citada en Comentario bíblico adventista, t. 7, p. 947).
[7] Elena G. de White, "Individual Responsibility in the Church" [Responsabilidad individual en la iglesia], AdventReview and SabbathHerald (22 de Octubre de 1889).
[8]Arthur White, Ellen G. White [Elena G. de White], t. 4: The Australian Years[Los años en Australia], 1891-1900 (Washington: Review and Herald, 1984), p. 104 (citando a Elena de White).
[9]Elena G. de White, "Labor at the Camp-Meetings" [Trabajo en las reuniones campestres], Signs of the Times, 17 de Mayo de 1883.

[10] Elena G. de White, En lugares celestiales (Florida, Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1967), p. 93.
[11] 2º Foro de Grupos pequeños de la División Sudamericana, realizado en Brasilia, 02 a 05/11/2008, y votado por la Junta Directiva de la DSA - Voto 2008-265.
[12]Erton Köhler, Revista Ministério(Tatuí, SP, Casa Publicadora Brasileira, Julho-Agosto de 2009), p. 2.
[13] Jolivê Chaves, Teoria e Prática, p. 41.
[14] Russell Burrill, Como Reavivar a Igreja do Século 21, p. 17.
[15]Bill Donahue, Leading Life-Changing small groups, (Grand Rapids, Michigan, 2006),  p. 29.
[16] Russell Burrill, Como Reavivar a Igreja do Século 21, p. 17.
[17] Dale Galloway, Grupos Pequenos, um guia prático para implantar igrejas e fortalecer seus membros, (Campinas, São Paulo, Casa Nazarena de Publicações no Brasil, 2005), p. 22.
[18]Abdala, Emílo, Diagnose, Ceplib, Cachoeira, BA, 2008, p. 84.
[19] David Cox, Pense em Grande, Pense em Grupos Pequenos, Portugal, Publicadora Atlântico, 2000, p. 9.
[20]Cicero Gama, Pequeños Grupos – Teoría e Práctica, p. 47 y 48.
[21] Elena de White, Cada día con Dios (Florida, Buenos Aires,Casa Editora Sudamericana, 1979), p.9.
[22]Esto en conformidad con el Documento sobre Grupos Pequeños votado por la Junta directiva de la División Sudamericana en mayo del 2007, véase en Grupos Pequeño: Teoría y Práctica, ed. Heron Santana (Buenos Aires: ACES, 2009), 13. En adelante Documento sobre GPs.
[23]Jonas Arrais, Una iglesia positiva en un mundo negativo (Buenos Aires: ACES, 2007), 16.
[24]Documento sobre GPs.
[25]James A. Cress, Los conservas, si los cuidas: cómo ayudar a los miembros a permanecer en la iglesia (Buenos Aires: ACES, 2005), 13.
[26]Ibid, 15.
[27]Miguel A. Núñez, Educar es redimir (Lima: Fortaleza ediciones, 2007), 167.
[28]Elena G. de White, El ministerio de curación (Buenos Aires: ACES, 1987), 102.
[29]Miguel A. Núñez, Educar es redimir, 108.
[30]Elena G. de White, El deseado de todas las gentes(Buenos Aires: ACES, 1987), 765.
[31]Elena G. de White, Servicio cristiano, 88.
[32]Elena G. de White, El deseado de todas las gentes, 166.
[33]Miguel A. Núñez, Educar es redimir, 108.
[34]Walter Alaña, De espectador a discípulo. Reflexiones y sugerencias para cumplir la agenda de Dios (Lima: Editorial Imprenta Unión, 2004), 25.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

Loading...